Trascendió

:Que entre los asistentes a la reunión del ex presidente Vicente Fox Quesada con los que integraron su gabinete solo uno de ellos tuvo siempre un lugar especial junto al guanajuatense.

Julio Frenk, ex secretario de Salud, estuvo a su lado todo el tiempo e, incluso, el propio Fox Quesadale apartó un lugar a su lado para tomarse la foto en la réplica de la sala de juntas de la oficina presidencial.

Una de las últimas en llegar fue la hidalguense Xóchitl Gálvez, quien, no obstante, fue de las más animadas durante el encuentro.

El ex vocero Rubén Aguilar provocó la risa de más de tres cuando dijo a los fotógrafos, refiriéndose a sus ex compañeros de gabinete: “¡Esto ya parece asilo!”.

 

:Que el priismo de todo el país no perdió la oportunidad de entonar “Las Mañanitas” a su dirigente nacional, César Camacho, en la Asamblea Nacional del Movimiento Territorial, hasta donde le llevaron el tradicional pastel.

“Cumplí 55 años y me siento muy fuerte”, dijo sin temor a ocultar su edad el priista, quien ya abrió la lucha electoral de 2015 augurando carro completo.

 

:Que, seguros de que hay buenos resultados a poco más de un mes de la incursión federal en Michoacán, el gobierno del país, a través de la Secretaría de Gobernación, presentará este domingo un recuento de las acciones y los logros en materia de seguridad.

 

:Que este lunes, la bancada panista en la Cámara de Diputados intentará convencer al PRI para que desista en su idea de enviar la iniciativa que regula las marchas en la Ciudad de México a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que se pronuncie al respecto.

Y es que en el blanquiazul aseguran que esta propuesta de involucrar en el tema a la CNDH, que surgió del PRD y apoyó el priismo, va contra la normatividad legislativa, pues el proyecto ya fue aprobado en comisiones en diciembre pasado.

 

:Que los partidos representados en el Senado perfilan una renovación completa para el Instituto Federal de Acceso a la Información y solo el PAN podría apoyar la permanencia de los tres comisionados que buscan repetir, porque éstos, dicen, son calderonistas.