Trascendió

:QueMichael Crowley, el periodista que entrevistó a Enrique Peña Nieto para la revista Time, pidió a sus críticos mexicanos en redes sociales leer todo su texto.

Asegura que en su trabajo no se pretende presentar a México y al Presidente como perfectos y pone de ejemplo que también se habla de temas como la corrupción y los cárteles de crimen organizado.


:Que la conferencia del vocero federal Eduardo Sánchez marca el comienzo de ajustes en la dinámica de comunicación social de Los Pinos.

Los cambios incluyen que Peña Nieto dé cada domingo un mensaje sobre un tema específico y que el portavoz del Presidente tenga apariciones más frecuentes ante los medios.


:Que como el general Rafael Macedo de la Concha, Xóchitl Gálvez tampoco acudirá a la reunión de los ex miembros del gabinete de Vicente Fox a San Francisco del Rincón, Guanajuato.

La ex comisionada de Asuntos Indígenas anda supervisando la construcción de un hotel en Baja California y cuenta que fue invitada desde diciembre al Centro Fox, pero dice estar segura de que el tema no es la sucesión en el PAN, sino que se trata del afianzamiento de la red de colaboración del ex presidente.


:Que en la Consejería Jurídica del DF, que encabeza José Ramón Amieva, están listos para enfrentar dos debates que se vienen fuertes y a los que les darán prioridad: la mariguana y la ley de marchas.

Por ahora los esfuerzos del gobierno de Miguel Ángel Mancera están enfocados en garantizar la autonomía de la capital, echando para atrás la legislación sobre protestas aprobada en San Lázaro; en cuanto a la yerba, esperarán a que inicie el debate formal para presentar sus puntos de vista.


:Que al que no se ha visto en la SCJN es a Sergio A. Valls Hernández.

En los pasillos de la Corte se comenta que el ministro no estuvo durante las votaciones de la segunda sala ni del pleno por cuestiones de salud.

Valls Hernández es uno de los candidatos fuertes para buscar la presidencia del alto tribunal, pero su salud no anda bien.


:Que aunque prácticamente está lista la iniciativa de reforma a la Ley de Juegos y Sorteos, su presentación podría pasar hasta el otro periodo ordinario de sesiones para buscar el consenso de los partidos en el Congreso, a falta de una consulta amplia desde la Secretaría de Gobernación.