Trascendió

:QueEnrique Peña Nieto retomará en breve su compromiso de viajar cada mes a Michoacán, como prometió en diciembre pasado.

Solo se están afinando aspectos de logística y de seguridad antes de que se confirme su próxima visita.


:Que el cambio de sede para el acto presidencial de promulgación de la reforma político-electoral, de Palacio Nacional al Castillo de Chapultepec, dejó vestidos y alborotados a dirigentes estatales y legisladores locales de PAN y PRD.

La convocatoria se redujo tanto que solo acudirá una comisión plural de diez de los 32 líderes de las legislaturas estatales, designados por la Conferencia de Congresos Locales, la que, por cierto, tiene como presidente y vicepresidente a los perredistas Bernardo Ortega, de Guerrero, y Manuel Granados, del DF, quienes acudirán junto a los líderes camerales de Jalisco, Estado de México, Hidalgo, Yucatán, Quintana Roo, Zacatecas, Morelos y Puebla.


:Que, al igual que el PRD, la bancada priista en el Congreso ya tiene más que previsto un periodo extraordinario.

Los coordinadores Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa dicen que las reformas político-electoral, energética y las preferentes que remita mañana a las cámaras el presidente Peña Nieto correrán por pistas paralelas, pero no habría tiempo suficiente para las demás, por lo que hay que programarlas para después de abril.


:Que entre los perredistas señalan que la invitación de Cuauhtémoc Cárdenas e Ifigenia Martínez a Andrés Manuel López Obrador para unirse a la marcha de hoy contra la reforma energética es una carambola de tres bandas.

Consideran que si el tabasqueño no asiste, dará un mensaje de soberbia y, en caso de acudir, lo habrá hecho ante el llamado del líder moral del PRD, colocándose en este tema detrás de la figura del ingeniero.


:Que muy contento andaba el gobernador de Yucatán, Rolando Zapata, en la plenaria de los senadores del PRI, donde presumió que en el estado, y particularmente en Mérida, la seguridad se ha elevado al grado de la tolerancia cero, con el sellamiento de los puntos de ingreso a la ciudad con cámaras de vigilancia para prevenir la entrada de grupos delincuenciales.

Bueno, la legisladora regiomontana Marcela Guerra admitió que hay tal interés por una ciudad segura que cada día una familia de Monterrey se muda a la capital yucateca.