Trascendió

:Que en la dirigencia perredista calculan que serán muy pocos los legisladores que, como el senador tabasqueño Adán Augusto López Hernández, emigrarán a Morena.

 

Suponen que la verdadera disputa será por ver quién encabezará, y con mayor éxito, la ofensiva de la izquierda contra la reforma energética, la cual será la bandera con la que pretenden aglutinar el voto anti-PRI en las elecciones intermedias de 2015.

  

:Que Porfirio Muñoz Ledo no acompañó a Andrés Manuel López Obrador en la asamblea fundacional de Morena, aunque su lugar estaba personalizado en las primeras filas.

 

El ex presidente de PRI, PARM y PRD optó por acudir al primer informe legislativo del senador perredista Mario Delgado, uno de los principales miembros del grupo de Marcelo Ebrard y asistente frecuente a los actos de AMLO.


:Que uno de los más ambiciosos proyectos de la PGR para perfeccionar sus investigaciones está por concretarse.

 

Se trata de dotar de laboratorios móviles a sus delegaciones estatales con personal altamente capacitado por la Coordinación General de Servicios Periciales. Solo falta que el procurador Jesús Murillo Karam decida dónde encabezará la ceremonia simbólica para la entrega del equipo.

 

:Que la Ssa pondría en riesgo su credibilidad institucional ante el mundo y expondría el prestigio de su titular con la torpeza de ocultar información sobre la influenza A/H1N1; ya ésta es hoy una cepa estacional, para la que hay vacuna, la cual no se tenía cuando, en 2009, fue descubierta en Canadá.

 

La secretaria Mercedes Juan sostiene que, si bien existen contagios y muertes lamentables en distintas partes del país por ese virus, no se puede declarar “alarma”. Lo importante son las medidas de prevención: ir al médico al primer síntoma, evitar la automedicación, lavado frecuente de manos, estornudar adecuadamente y vacunarse. Hay vacunas suficientes para atender a los sectores más vulnerables, que son de la tercera edad, los niños, y quienes presentan obesidad o padecen diabetes.

 

:Que la CNTE planea sabotear la Cumbre de Líderes de Norteamérica el 19 de febrero en Toluca.

 

Su plan de acción contempla manifestaciones multitudinarias en el aeropuerto de Toluca, a la llegada de los mandatarios de Estados Unidos y Canadá, Barack Obama y Stephen Harper, respectivamente. A ver si los dejan llegar.