Trascendió

:Que le fue bien a Enrique Peña Nieto en el arranque de su participación en el Foro Económico Mundial de Davos.

El presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, le dijo al mandatario que tienen listo un paquete de inversión de entre 5 y 7 mil millones de dólares para México, después de la aprobación de la reforma energética, pues en sus planes originales contemplaban traer solo 500 millones de dólares.

:Que relajado, de buen humor y con un discreto aparato de seguridad se vio a Felipe Calderón en las calles de Davos.

El ex presidente acudió a promover su proyecto del cambio climático y se dio tiempo para opinar sobre algunos temas nacionales y hasta tomarse fotos con reporteros mexicanos, pero cuando se le preguntó sobre la situación interna del PAN, pidió “no hablar de cosas tristes” y terminó la plática.

:Que el próximo martes el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, presentará la Estrategia Nacional Antisecuestro.

Asistirán los gobernadores de las entidades con mayor incidencia de plagios y representantes de organizaciones de la sociedad civil, sesión en la cual la Policía Federal, comandada por Manuel Mondragón, tendrá a su cargo detallar los avances en el despliegue en Michoacán.

:Que la naviera Oceanografía, propiedad de Amado Yáñez, contrató a la compañía KPMG y también negocia con un despacho “prestigiado” de abogados para aplicar auditorías contables y jurídicas a sus contratos por 3 mil 400 millones de pesos con Pemex, que presuntamente tienen irregularidades.

Esto debido a que el gobierno corporativo de la firma está, al igual que la petrolera y la Secretaría de la Función Pública, interesado en que haya “absoluta transparencia”.

:Que quienes esperaban una “noche de cuchillos largos” en la plenaria de los diputados del PAN en Puerto Vallarta, se equivocaron. Gustavo Madero amarró una sesión tranquila con el presidente de la Cámara baja, Ricardo Anaya, y los coordinadores en el Senado y San Lázaro, Jorge Luis Preciado y Luis Alberto Villarreal.

Villarreal definió la ruta de la agenda panista: primero las leyes secundarias de telecomunicaciones y competencia económica, luego la reglamentación de la reforma político-electoral, para tener lista la integración del nuevo Instituto Nacional Electoral en marzo.