Trascendió

:Que en el gobierno federal se guarda un "discreto optimismo" sobre la probabilidad de que sea capturado el líder del grupo criminal de Los caballeros templarios, Servando Gómez Martínez, La Tuta.

El capo, dicen, se mueve literalmente "bajo tierra" en una cierta zona minera de Michoacán. Un relativamente "poco" pero valioso apoyo de algunas personas, al parecer, es lo que ha retrasado su localización.

:Que la bancada del PRI, que coordina Emilio Gamboa, invitó a su plenaria en el Senado a casi a medio gabinete del gobierno del presidente Enrique Peña.

A finales de mes los legisladores recibirán, encabezados por el líder del partido César Camacho, a los titulares de Hacienda, Energía, Comunicaciones, Gobernación, Turismo, Relaciones Exteriores y PGR, entre otros, para desahogar una agenda de solo dos días.

:Que durante el primer informe del gobernador de Yucatán, Rolando Zapata, los primeros en salir corriendo fueron el presidente del PRI, César Camacho, y la secretaria general, Ivonne Ortega.

El que se dedicó a atender ciudadanos y tomarse fotografías con sus paisanos fue el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, quien no ha dejado de estar activo en la política yucateca.

Y a quien también se le vio ahí fue al ex jefe del Estado Mayor Presidencial de Felipe Calderón, el divisionario Jesús Castillo, quien ahora comanda la décima Región Militar.

:Que Ricardo Monreal, coordinador de los diputados federales de Movimiento Ciudadano y articulista de MILENIO, presentará mañana en San Lázaro su libro La larga travesía.

Es un relato, como espectador de primera fila, de los principales episodios de la segunda campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, que arrancó desde un remoto tercer lugar para desbancar a la panista Josefina Vázquez Mota del segundo sitio y quedar, sin embargo, a seis y medio puntos del priista Peña Nieto.

:Que ante la creciente debilidad de la izquierda en el DF, Martí Batres y otros integrantes de Morena ya se dieron a la tarea de establecer puentes con el liderazgo del PRD capitalino.

El objetivo es explorar con el dirigente Raúl Flores posibles alianzas para evitar que el PRI repunte en la Ciudad de México, pues temen perder cuatro o cinco delegaciones en 2015.