Trascendió

:Que después del evento de la promulgación energética, presidido por Enrique Peña Nieto, algunos de los presentes, entre gobernadores, secretarios de Estado y legisladores, se quedaron en Palacio Nacional para un brindis navideño.

La fiesta no fue muy larga y después cada quien se retiró a terminar con asuntos pendientes antes de que arranquen las vacaciones decembrinas.

 

:Que quien estuvo ausente de la firma del decreto que promulga la reforma energética fue el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, quien apareció después, puntual, en la sesión del Consejo Nacional de Seguridad, donde se anunciaron más recursos para los estados en este rubro.

Cuestión de organizar prioridades, parece.

 

:Que a la ovación que recibió el mandatario federal a su llegada y luego de promulgar la reforma energética solo le hizo competencia la que se le brindó al presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, luego de su discurso.

Al líder de los legisladores hasta el propio Presidente y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, lo felicitaron por sus palabras.

 

:Que en el PRD ya descartaron cualquier tipo de manifestación contra la reforma energética durante este fin de año.

Los perredistas consideran que con las festividades difícilmente se lograría una convocatoria aceptable y, ante ese panorama, hasta su presidente nacional, Jesús Zambrano, inició este fin de semana un periodo vacacional.

 

:Que en la Secretaría de Desarrollo Social del Distrito Federal, que encabeza Rosa Icela Rodríguez, no saldrán de vacaciones durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

La titular de la dependencia quiere tener cercanía con las colonias pobres de la ciudad y jura que su activismo no es con miras a fortalecer su futuro político.

 

:Que en el Episcopado Mexicano se encuentran divididos debido, básicamente, a la falta de apoyo a los albergues donde se brinda atención a los migrantes y a que sacerdotes han sido amenazados por integrantes del crimen organizado.

El detonante de esta situación fue la decisión de Guillermo Ortiz, obispo de Cuautitlán y responsable de la Comisión de Movilidad Humana (migrantes), de desmantelar la estructura en la materia.