Trascendió

:Que los diputados perredistas encabezados por su coordinador, Silvano Aureoles, aseguran que lo que echó por la borda la aprobación de la consulta popular no fueron desacuerdos políticos o técnicos, sino el “estado inconveniente” de los diputados del PAN liderados por Luis Alberto Villarreal.

Dicen los perredistas que pasada la medianoche del jueves, el grupo parlamentario blanquiazul ofreció una cena a los diputados que debatían la miscelánea electoral.

Cuando los legisladores panistas volvieron, “ya enfiestados y envalentonados”, rechazaron continuar las negociaciones con el PRD y pidieron a su correligionario y presidente de la Mesa Directiva, Ricardo Anaya, frenar la sesión, lo que ocasionó el enojo del propio Aureoles, quien les advirtió: “¡Si a esas vamos, me van a conocer!”.

 

:Que en Oaxaca causó sorpresa y estupor la designación de Ulises Ruiz como delegado del PRI en Quintana Roo, pues mientras en el Congreso oaxaqueño está por aprobarse una Comisión de la Verdad para investigar los crímenes registrados durante el año 2006 y los desaparecidos de 2007, precisamente durante la administración de Ruiz, el secretario de Elecciones priista, Samuel Aguilar, decidió premiarlo con ese cargo.

Dicen en los círculos priistas que el nombramiento de Ulises Ruiz tiene la finalidad de ayudar a poner fin a los continuos escándalos en la entidad del sureste, de manera que no afecten la imagen del nuevo PRI.

 

:Que si a alguien debe agradecer el gobierno federal sus buenos oficios es al subsecretario de Gobernación, Felipe Solís Acero, quien no solo ha participado en las reuniones del Pacto por México, sino además ha estado involucrado en el proceso de elaboración del predictamen de reforma energética.

Por si no fuera suficiente, fue el encargado de la operación de la reforma política del Distrito Federal, elemento fundamental para que el PRD aún se mantenga en la interlocución.

 

:QueAndrés Manuel López Beltrán decepcionó ayer a una de las seguidoras de su padre, al negarse a regalarle unas palabras.

Resulta que una señora de avanzada edad se acercó a él, tras un breve mitin en el cerco y simplemente le dijo: “joven, ¿me puede dar unas palabras?”.

A lo que el hijo del tabasqueño y quien se ha erigido como heredero de sus causas simplemente le contestó con un “No”.