Trascendió

:Que como parte de la organización para la asistencia del presidente Enrique Peña Nieto a los funerales de Nelson Mandela, se revisa de nuevo la visita que está pendiente al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.

La previsión de las fechas y los mecanismos para el encuentro aún tratan de empatarse, ya sea para lograr un encuentro en el contexto de las exequias de Madiba, o bien la visita de Estado a Estambul y Ankara como se tenía planeado.

 

:Que cuando el coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, calmaba los ánimos de sus tribus sobre el porqué no se aprobó la consulta popular, el más feliz era su correligionario Alejandro Sánchez Camacho, recién llegado a su curul, luego de haberse tomado una licencia de más de un año para fungir como secretario general perredista, quien desde el fondo del salón decía: “Ya llegué para poner en orden a Silvano, porque está perdiendo todo en sus negociaciones”.

 

:Que, por cierto, en el Partido de la Revolución Democrática comenzaron los reclamos a su presidente, Jesús Zambrano, por haber “instruido” a Jesús Ortega a reunirse con los integrantes del consejo rector del Pacto por México, aun cuando el partido determinó abandonar ese instrumento político.

Varias corrientes ligadas a IDN, liderada por René Bejarano, le han hecho saber al dirigente nacional que para los perredistas el Pacto está muerto y cualquier contacto con ese grupo será a título personal y no reflejará, en forma alguna, la posición partidista.

Ortega afirma que, desde el gobierno o la oposición, su partido no debe convertirse en “observador pasmado”, pues es su obligación influir en las decisiones del país y no dejar solos a PAN y PRI en la toma de decisiones.

 

:Que después de llamar “amigo” al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el rector José Narro manifestó, en tono de broma, su esperanza de que esa confesión no lo comprometa.

Al responderle la cortesía, Osorio Chong, también en forma socarrona, confesó que, pensando en que se encontraría con Narro, buscó la corbata que más se identificara con los Pumas, luciendo el accesorio azul con rayas diagonales.