Trascendió

:Que ayer, al finalizar el primer día del cerco de Morena al Senado, Martí Batres y Claudia Sheinbaum pidieron al hijo de Andrés Manuel López Obrador que diera un mensaje a sus seguidores.

 Es más, Sheinbaum sugirió a Andrés López Beltrán: “Sube y diles que tu papá está bien”. A lo que el hijo de AMLO respondió molesto: “¿Cómo voy a decirles eso?”. Y de plano no agarró el micrófono.

 

:Que, por cierto, por una supuesta solicitud de la familia de López Obrador se incrementó la seguridad en Médica Sur, al grado que cualquier persona con pinta de periodista es sacada de forma poco amable de las instalaciones.

Inclusive a campesinos que han llegado desde Tabasco para informarse sobre la salud del político se les niega el acceso y ni siquiera se les permite sentarse en alguna de las jardineras o quedarse dentro un auto en el estacionamiento.

 

:Que los legisladores de la izquierda padecieron en serio el bloqueo de Morena, ya que tuvieron que sortear el doble cerco de activistas y granaderos.

Los senadores Armando Ríos Piter y Dolores Padierna, entre otros, pudieron ingresar hasta después del mediodía y junto con el diputado Ricardo Monreal pasaron un momento incómodo cuando a su paso los manifestantes corearon consignas contra los legisladores calificándolos de “flojos” y “rateros”, por lo que Batres tuvo que salir a defenderlos de sus propias huestes.

 

:Que este jueves, durante el mensaje por su primer año de gobierno en el Auditorio Nacional, Miguel Ángel Mancera destacará que su administración “va por el camino correcto”.

Y subrayará en su discurso que a pesar de críticas por su supuesta cercanía con el presidente Enrique Peña, gracias a eso se obtuvieron recursos históricos para la Ciudad de México.

 

:Que el ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington emprenderá una estrategia legal para tratar de desvirtuar las acusaciones que se formularon en su contra en Estados Unidos, las cuales lo vinculan con cárteles de la droga.

 Arribó ya a México el abogado Joel Androphy, quien lleva la defensa del de Matamoros en territorio estadunidense, y quien este jueves se reunirá con el litigante Marco Tulio Ruiz, responsable de defender los intereses de Yarrington en México.