Trascendió

:Que desde Los Pinos fue directa la orden del presidente Enrique Peña Nieto a los miembros del gabinete para que eviten caer en la tentación de cabildear personalmente el presupuesto para sus respectivas dependencias en 2014.


De esos menesteres, les informaron, se encargará exclusivamente el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray. Y punto.


:Que hoy la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados presentará al pleno un punto de acuerdo amarrado con todos los partidos en la Junta de Coordinación Política para que los recursos extraordinarios que se recauden a partir de las reformas fiscal y hacendaria vayan directo a los programas sociales o de infraestructura.


La iniciativa fue del PRD y le tocó impulsarla a su negociador de Los Chuchos para las reformas, Luis Espinosa Cházaro, quien precisamente operó la única reserva aprobada a la Ley de Ingresos 2014 para rescatar 3 mil millones de pesos, a fin de ser destinados a los rubros de investigación científica y desarrollo tecnológico.


:Que en la oficina de Miguel Ángel Mancera están dando seguimiento directo de la creciente tensión entre los comerciantes y trabajadores del Monumento a la Revolución y los activistas de la CNTE.


Es más, aseguran en el GDF que la orden al secretario de Gobierno, Héctor Serrano, es que los maestros disidentes replieguen su campamento y que de no lograr que se compacte el plantón, se tomará la decisión de desalojarlos con la fuerza pública.


:Que el próximo jueves 7 de noviembre, los 31 estados y el Distrito Federal firmarán el Convenio Único de Desarrollo Urbano, que incluye, además, a las 90 ciudades más grandes del país.


El acuerdo, impulsado y negociado por el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, tiene como objetivo que todas las zonas urbanas de México utilicen los mismos criterios para acotar su crecimiento y evitar así que se sigan extendiendo sin orden ni concierto y al ritmo que marcan los desarrolladores e invasores de tierras con la complicidad de las autoridades locales.


:Que ya le adelantaron a Jesús Murillo Karam que en la próxima Conferencia Nacional de Procuración de Justicia algunos fiscales estatales quieren acordar mayor coordinación en el combate contra el crimen organizado.


Y es que, comentan en la PGR, en varias entidades están preocupados por el repunte de la violencia de los cárteles de las drogas y el aumento en delitos de  alto impacto, como el secuestro.