Trascendió

:Que la muy amplia convocatoria de la 22 Asamblea Nacional del PRI reunió ayer en el Palacio de los Deportes no solo a presidenciables como Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño, sino a connotados militantes como Beatriz Paredes, María de los Ángeles Moreno y Dulce María Sauri, en su calidad de ex presidentas del partido.

También participaron los gobernadores Eruviel Ávila, del Estado de México, y Rubén Moreira, de Coahuila, entre otros, así como sus respectivos sucesores y mandatarios electos Alfredo del Mazo y Miguel Riquelme.

Pero de entre todos los asistentes, los más ovacionados por los 10 mil delegados y 5 mil invitados fueron el presidente Enrique Peña Nieto, que correspondió a sus correligionarios con saludos de mano y selfies, seguido por el actual dirigente Enrique Ochoa y, cómo no, Manlio Fabio Beltrones.

 

:Que a propósito de presidenciables, resulta que el titular de Hacienda, José Antonio Meade, fue el único no priista que apareció en la primera fila de invitados especiales junto a los secretarios de Educación, Nuño; de Gobernación, Osorio Chong; de Salud, José Narro, y de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, todos de afiliación tricolor y con posibles perfiles para la sucesión.

Aunque quien prefirió descartarse fue Aurelio Nuño, al decir que lo suyo está al frente de la SEP, pues “ahorita es momento de seguir y continuar con el Nuevo Modelo Educativo”.

 

:Que la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, que encabeza César Camacho, realizará su reunión plenaria los días 30 y 31 de agosto en el Palacio Legislativo de San Lázaro y será hasta dicho encuentro cuando determinen quién asumirá la presidencia de la Mesa Directiva.

Dicen que el yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín “tiene todas las credenciales” para ocupar el cargo y aunque aún no está confirmado, el legislador asegura estar listo en caso de que decidan darle el nombramiento que, de paso, lo impulse para ser el designado a contender por la gubernatura de Yucatán el próximo año. A ver.

 

:Que para la operación adecuada del nuevo sistema penal, en el próximo Consejo Nacional de Seguridad a celebrarse este mes, se establecerá que los policías estatales tomen al menos un curso de capacitación de 40 horas.

Y es que antes de 2016, apenas 240 mil policías de los más de 350 mil que hay en el país habían recibido la actualización para el modelo de justicia oral.