Trascendió Monterrey

:Que tras evidenciarse que las pedreras hacen como que la Virgen les habla con el tema de los informes sobre el control de emisiones a las autoridades, el Gobierno del Estado ya anunció medidas concretas.

Debido a que 22 de las 34 empresas registradas ante la Secretaría de Desarrollo Sustentable no cumplieron con reportar sus datos del primer trimestre del año sobre las emisiones contaminantes al medio ambiente, por lo que se procederá a sancionar a las incumplidas con la Norma Ambiental Estatal.

:Que en San Pedro Garza García florecen por todos los rumbos los pendones y mantas de los candidatos del PAN, entre los que destacan los de Rebeca Clouthier, quien aspira a ser la próxima alcaldesa.

Esto es una incongruencia con la posición del alcalde Mauricio Fernández, quien según él busca evitar la contaminación visual de la ciudad que todavía gobierna, al pretender eliminar todo tipo de publicidad exterior.

Ya que anda en eso, Mauricio debería reglamentar también el uso de propaganda política en domicilios particulares.

:Que la salida de Margarita Zavala de la contienda presidencial abrió dos frentes de opiniones en torno a la candidatura de Jaime Rodríguez Calderón.

El primero dice que deben lanzarse a cosechar para El Bronco los votos de Margarita, que no son poca cosa y podrían significar duplicar sus actuales cifras.

La lógica es simple: ambos son candidatos independientes y sus simpatizantes tienen en común que los prefieren porque no militan en ningún partido y el propio Bronco ya los invitó a sumarse.

El otro frente habla de que la salida de Zavala es un golpe más a las figuras independientes, porque deja en claro que mientras no puedan competir en igualdad de circunstancias que los partidos políticos en cuanto a financiamiento y presencia mediática, la candidatura del Bronco también podría debilitarse.

Y si le sumamos los dos procesos legales pendientes de resolver en contra de Jaime Rodríguez, como que no están para hacer cuentas alegres y echar campanas al vuelo.

Haiga sido como haiga sido, lo que sí queda claro es que el día más importante en la campaña de Margarita Zavala... ¡fue el de su declinación!