Trascendió Monterrey

:Que el tema de Carrier, ante la amenaza de que su nueva planta en Santa Catarina se cancele de manera definitiva, es el primer aviso del “estilo personal de gobernar” de Donald Trump, quien sin haber asumido el cargo ya comenzó a cumplir sus amenazas contra México.

A la ola de deportados que podría invadir pronto el país súmenle el riesgo de que muchas plantas como Carrier sean obligadas a “repatriarse”, con la consiguiente pérdida de empleos.

Por lo pronto, el gobernador Jaime Rodríguez ya lanzó un contraataque: “Ya no vayan a McAllen”.

:Que algunos regiomontanos que esta semana han tenido ocasión de visitar en Guadalajara la Feria Internacional del Libro, pudieron comparar las enormes diferencias con la FIL de Monterrey.

En tierras tapatías, la UdeG, una universidad pública, ha logrado potenciar a su FIL como el evento más importante de la industria editorial en el continente, donde dueños de las editoriales y los propios escritores hacen negocios y de paso venden sus libros al público, a lo que suman también conferencias y talleres.

:Que en tierras regiomontanas, el Tec de Monterrey no ha sido capaz de consolidar un evento del mismo nivel, por el contrario, más que una feria del libro cosmopolita, parece kermés de pueblo o un simple bodegón con un botadero de libros.

Tal vez haga falta que el Tec invite a nuevos socios, integre a otras universidades, a nuevos actores que dinamicen el concepto de la FIL en Monterrey, que en su última edición tuvo menos visitantes.

No sólo se trata de vender libros, sino de convocar a todos los que participan en la industria editorial para armar una gran fiesta en la que todos ganen.

:Que la plataforma Alcalde, ¿Cómo Vamos? celebró ayer por la tarde su diálogo anual con la presencia de los munícipes metropolitanos, quienes recibieron los resultados de la evaluación del trimestre agosto-octubre.

La novedad de los datos presentados es que Monterrey y Santa Catarina salieron mejor evaluados en seguridad que San Pedro, lo cual tiene sentido, dada la gran cantidad de robos y asaltos ocurridos en el territorio que gobierna Mauricio Fernández.

Falta que el munícipe panista quiera reconocerlo.