Trascendió Monterrey

:Que con la intención del Gobierno Estatal de refinanciar su deuda y además contratar nuevos préstamos mediante bursatilización, se evidencian dos cosas.

Primero, que la administración del gobernador Jaime Rodríguez encuentra caminos para allegarse recursos, si bien otros ya los habían recorrido; el punto es la buena calificación crediticia.

Y segundo, el gran perdedor al conocerse que el estado pedirá más créditos es Fernando Elizondo, quien es partidario de pagar primero lo que se debe, no importa que el deudor se quede sin dinero para ir a trabajar o incluso para comer.

:Que la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Sofía Velasco Becerra, fiel a su compromiso de estar cerca de las prisiones estatales, visitó ayer el penal del Topo Chico.

Acompañada de visitadores y equipo técnico, la nueva presidenta de la CEDH recorrió todas las áreas del reclusorio y dialogó tanto con los presos, como con el personal para conocer la operación.

Y por lo visto no fue visita de mero trámite, porque Velasco Becerra y comitiva le invirtieron más de seis horas al recorrido.

:Que en el asunto de las iniciativas para brindar transporte público gratuito a estudiantes, discapacitados y personas de la tercera edad, ya levantaron la mano el PAN y el Gobierno del Estado.

Ambos promovieron la reforma que se votó ayer para garantizar transporte digno desde la Constitución Política del Estado, por eso se aprobó apenas en primera vuelta.

En el tema de la gratuidad, por lo visto le tocará al coordinador priista, Marco Antonio González, la tarea de mediar entre las posiciones del PAN y del Gobierno Estatal, pero no sería la primera ni la última vez que lo haga. Le sale muy bien porque es buen conciliador.

:Que además del problema de los homicidios derivados del crimen organizado, mejor conocidos como ejecuciones y como ejemplo está el multiasesinato de nueve hombres en Apodaca, también hay otro asunto colateral por resolver.

Se trata del feminicidio, un tipo de crimen al alza en Nuevo León. En los últimos seis meses 42 mujeres han muerto a manos de sus parejas sentimentales y lo peor, varias eran menores de edad.

Una sociedad con ese grado de violencia machista es preocupante en uno de los estados con más alto nivel educativo.