Trascendió Monterrey

:Que en una semana en que se anunciaron recortes, pese a que los números reales demuestran que los ahorros son puro show, el Gobierno del Estado desdeñó el apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia para la restauración de los siete vitrales del Palacio de Cantera dañados por vándalos el pasado 5 de enero.

Por tratarse de un edificio histórico protegido como monumento nacional, la sede del Ejecutivo se encuentra en el catálogo de inmuebles asegurados por una póliza contra daños por la cual, dicen los enterados, no se pagaría ni deducible.

:Que como el gobernador Jaime Rodríguez quiere todo “hecho madre”, según sus propias palabras, se decidió no esperar el tiempo que significaría utilizar el seguro del INAH.

Por ello, se desembolsarán del presupuesto estatal poco más de 10 millones de pesos para restaurar las piezas históricas.

Habrá que preguntar si ese dinero se le descontará al raquítico presupuesto del Conarte que preside Ricardo Marcos, y si Fernando Elizondo está enterado de este desembolso que en tiempos de austeridad es muchísimo dinero.

:Que emulando las medidas de los gobiernos Federal y Estatal, más alcaldes metropolitanos anunciaron programas que involucran diversos recortes.

Ayer tocó el turno a Guadalupe, donde el alcalde Francisco Cienfuegos rebajó el 10 por ciento a los sueldos de funcionarios de primer nivel y él mismo donará el 25 por ciento de sus percepciones al municipio.

En Monterrey, Adrián de la Garza ya había anunciado recortes en sueldos y la alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores, está convirtiendo a gas natural los vehículos del municipio.

:Que el general Rigoberto García Cortés, comandante de la Séptima Zona Militar, anda muy contento porque está sacando adelante un proyecto de gran beneficio para los soldados y sus familias, actividad en la que colabora el voluntariado que integran las esposas de los mandos militares.

Para echar a andar este noble trabajo que involucra esfuerzo y colaboración interinstitucional, ha venido contando con el apoyo del municipio de Apodaca, gracias a la excelente relación que el general García Cortés ha bordado con el alcalde Óscar Cantú.