Trascendió Monterrey

:Que el gobernador Jaime Rodríguez, aprovechando que anoche tenía enfrente a los miembros de los otros dos poderes, el Legislativo y el Judicial, así como a los alcaldes de Monterrey y Guadalupe, hizo un llamado a trabajar unidos por el estado.

Vaya que logró muy bien el micrófono que le prestaron en un acto oficial a donde fue como invitado: la presentación, por parte del alcalde Francisco Cienfuegos, del Plan Municipal de Desarrollo de Ciudad Guadalupe 2016-2018.


:Que si bien el titular del Ejecutivo dejó claro que en las próximas elecciones las fuerzas políticas se dividirán otra vez, son tiempos de trabajar en unidad por Nuevo León.

Ahí estaban los coordinadores de todas las fracciones del Congreso, el presidente en turno, Daniel Carrillo, así como los magistrados Gustavo Adolfo Guerrero y Jorge Luis Mancillas.

Vaya que hubo convocatoria a la presentación del Plan Municipal de Desarrollo. Llegaron Fernando Elizondo y hasta Luis David Ortiz.


:Que en la elección de los dos nuevos integrantes de la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información que hizo ayer el Congreso, volvió a ganar el amiguismo y el compadrazgo.

El mérito de uno de los comisionados es compartir la misma adicción de Raúl Gracia y Mauro Guerra por los videojuegos.

El otro es amigo personal del dirigente estatal del PRI, César Cavazos. Ni modo, con esas mulas hay que arar.


:Que hoy inicia formalmente el programa para dotar de una nueva identidad cromática a los taxis de todo Nuevo León.

Se empezarán a distribuir folletos informativos en la unidad de servicio de la Agencia de Transporte y Vialidad ubicada en San Bernabé y en el Parque Niños Héroes, donde se explica la forma, color y aditamentos especiales que deberán tener las unidades.


:Que mediante un folleto patrocinado se explica dónde comprar la pintura, donde pintar el vehículo y el costo aproximado del cambio.

Jorge Longoria, el titular de la Agencia, presume que paulatinamente las unidades cambiarán su color e implementarán medidas de seguridad, como el copete de identidad con números grandes y visibles y la identificación de los choferes de cada unidad.

Se estima que en unos dos años estará completo el cambio. Por lo pronto, ya hacen fila para la nueva identidad cerca de 700 unidades blancas.