Trascendió Monterrey

:Que el tema de Kia sigue dando mucho de qué hablar, ya que tienen meses atorados con las negociaciones para tratar de sacar adelante un acuerdo que medie el interés tanto de la empresa coreana, como del Gobierno Estatal.

Lo último que sabemos es que la automotriz ya le regresó a la administración de Jaime Rodríguez la propuesta que le hicieron, pero con una serie de observaciones, o sea, no les gustó mucho el segundo ofrecimiento.

Pese a todo, fuentes de la propia armadora reportan avances sustanciales que se van acercando a un punto de encuentro para ambas partes.

Ojalá y sigan por ese camino.


:Que por cierto, el coordinador general de Administración y Finanzas de la Secretaría de Desarrollo Económico, Roberto Gallardo Galindo, anda soltando muchas grillas en contra de Kia.

Según él, las negociaciones con el Gobierno Estatal están rotas por completo, por lo que la armadora se irá al arbitraje internacional para demandar el cumplimiento del contrato original.

Se nota que en la Sedec hay muchas fugas de información.


:Que es bueno saber que el tesorero estatal, Carlos Garza, tomó de muy buena gana la invitación a comparecer ante el Congreso para explicar la solicitud de deuda bursatilizada que el gobierno hizo al Poder Legislativo.

Si bien aclaró que no tiene la fecha exacta en la que acudiría al Congreso del Estado porque no le ha llegado una invitación formal, está en la mejor disposición y con todos los documentos en forma para explicar la petición que les turnó el Ejecutivo.


:Que para quienes piensan que la inseguridad es sólo un asunto de percepción, bastan dos botones para demostrar que los delincuentes andan muy envalentonados.

En el sector de Cumbres ocurrió un incidente peculiar: dos delincuentes armados trataron de bajar de su patrulla a un elemento de la Policía de Monterrey, pero como llevaba los seguros puestos, le advirtieron que ya estaban hartos de verlo por esa zona.


:Que para no perder la costumbre, el otro incidente ocurrió en un camión urbano, donde cinco asaltantes armados con cuchillos despojaron de sus pertenencias a los pasajeros de una unidad de la Ruta 70.

Lo vergonzoso es que el asalto ocurrió en pleno centro, sobre la calle Arteaga, en el tramo de Zaragoza a Diego de Montemayor.