Trascendió Monterrey

:Que la solicitud de deuda que el Gobierno Estatal acaba de hacer al Congreso del Estado ya desató reacciones encontradas entre las fracciones legislativas.

Por un lado, la bancada del PRI ya dijo que no tiene inconveniente en aprobar la petición del Ejecutivo.

Por el otro, las bancadas del PAN y de Movimiento Ciudadano dicen que lo analizarán, aunque por lo visto andan atrasados de información José Arturo Salinas y Samuel García.


:Que si los albiazules y naranjas madrugan, en el Gobierno Estatal nunca duermen, porque ya anunció lo que será la primera gran obra de la actual administración.

Se trata de la continuación del Anillo Periférico desde Cadereyta hasta Allende, lo que vendría a completar un proyecto inconcluso.

Y de los casi tres mil millones que costará esa vialidad, gran parte de los fondos provendrán de la recién anunciada bursatilización de los ingresos de la Red Estatal de Autopistas.


:Que ayer se aprobó en el Congreso de la Unión la Ley Federal de Transparencia en cuyo proceso fue un factor importante el diputado nuevoleonés Édgar Romo, como representante de César Camacho en la mesa de trabajo plural para lograr esta norma legal que revoluciona la transparencia.

Lo interesante es que incluye también a los sindicatos y entes de todo tipo que reciben recursos públicos, que en adelante deberán abrir sus finanzas.
Lo que sigue es que los congresos estatales también legislen al respecto.


:Que el diputado Jorge Blanco no tendrá que volver a la bancada de Movimiento Ciudadano, ya que el juez negó la suspensión provisional en el amparo que interpuso Samuel García.

Aunque el juicio prosigue en los juzgados federales, por lo pronto Blanco puede quitarse las esposas que usó para la foto, ya que el juez le garantiza que podrá permanecer independiente.


:Que bastante pesado y pasado de tono se vio ayer el periodista y precandidato a la Presidencia de la República, Pedro Ferriz de Con, al llamar "pendejo" a un estudiante que le hizo una pregunta difícil en el Teatro de la Ciudad.

El aspirante a político lo increpó por preguntarle que cómo le prometía fidelidad a la nación, si no había podido serle fiel a su esposa.

A Ferriz de Con le faltó diplomacia y mano izquierda para sortear una pregunta difícil de un potencial elector.