Trascendió

:Que el gobernador Rodrigo Medina ya prepara sus maletas para viajar mañana a Corea, en donde amarrará de manera definitiva la instalación de la planta de la armadora automotriz Kia en Pesquería.

Se espera su regreso hasta el viernes, de manera que habrá que estar al pendiente de quién se queda como encargado del despacho, una función que causa alergia en el Gabinete en estas fechas tan cercanas a las elecciones…

:Que el tira-tira entre la presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres, María Elena Chapa, y el coordinador de la bancada del PAN, Alfredo Rodríguez Dávila, sobre el tema de la paridad de género en las candidaturas, va subiendo de tono.

Chapa alega que las leyes electorales son muy claras al respecto de la equidad, pero Freddy afirma que no están obligados en alcaldías, sólo en las planillas de regidores y síndicos.

Con la experiencia legislativa de la ex diputada y ex senadora, el panista y sus colegas corren el riesgo de quedar en ridículo, tal y como les ocurrió hace unos días con el plazo para la reforma política, tema en el que los consejeros del INE les enmendaron la plana y los exhibieron como ignorantes en la interpretación de las leyes electorales.

:Que cada vez es más evidente que el senador Raúl Gracia no simpatiza con impulsar a la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, a la candidatura a la gubernatura por el PAN.

La invitación que él y Víctor Fuentes le hicieron a Mauricio Fernández para que se decida a incorporarse a la lista de aspirantes, fue para bajar a la alcaldesa regia.

Y el dos veces ex alcalde de San Pedro lo dijo muy claro: si no se le hace ser abanderado para suceder a Rodrigo Medina, iría por una tercera ocasión al Ayuntamiento sampetrino o se queda en su casa.

:Que al lograr que el Instituto Nacional Electoral aprobara al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) como partido político, su dirigente estatal, Rogelio González, ya amarró candidatura a una diputación local o federal, todo depende del proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

Rogelio González militó en el PRI, en donde no logró ascender a un cargo de elección, lo más que obtuvo bajo la cobija priista, fue ser director de Fomerrey.

O sea que aun con las siglas de Morena, Rogelio no puede ocultar su playera tricolor.