Trascendió Monterrey

:Que finalmente los trenes chocaron, porque ayer el Tribunal Superior de Justicia falló en contra de los magistrados del Tribunal Electoral del Estado, quienes habían ordenado al Ejecutivo publicar la Ley Electoral.

El ganador del round es el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, quien ya había advertido de forma reiterada que no publicaría la susodicha ley y ayer por la mañana agregó que con gusto iría a la cárcel si es que caía en desacato.



:Que
fue el secretario general de Gobierno, Manuel González, quien dio a conocer el fallo del TSJ, además de advertir que investigarán a los tres magistrados del TEE por presunto contubernio con los diputados.

Tras darse a conocer que el Poder Judicial salió en defensa del Poder Ejecutivo, el coordinador de la bancada del PAN, Arturo Salinas, aseguró por la noche que no es competencia del TSJ revocar un fallo de un tribunal electoral, por lo que recurrirán a otras instancias.



:Que
por lo pronto, algunos abogados aseguraban anoche que el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, Carlos Arenas Bátiz, a quien le quedan tres semanas en el cargo, se dio un tiro en el pie, ya que está impedido para dictaminar asuntos electorales.

Por cierto, Arenas Bátiz se quedó en el camino en noviembre pasado, cuando compitió para ser magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el famoso Trife.



:Que
ayer estuvo de visita oficial por Nuevo León la secretaria del Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, para encabezar un evento acompañada por el gobernador Jaime Rodríguez.

Ya por la tarde, la titular de Sedatu fue invitada a una tardeada de viernes en un domicilio privado a donde acudieron delegados de las dependencias federales, pero entre los invitados destacaban los alcaldes de Monterrey y Guadalupe, Adrián de la Garza y Francisco Cienfuegos.



:Que
en San Pedro hay ruido policiaco, ya que el mayor Alain Reyes, el operador del general Cuauhtémoc Antúnez en la Secretaría de Seguridad estatal, reapareció como encargado del área de Inteligencia.

Dicen que es muy amigo del secretario de Seguridad, Antonio Lucas Martínez, pero su llegada levantó muchas suspicacias.