Trascendió Monterrey

:Que además del juez de control Miguel Eufracio Rodríguez, quien ordenó el encarcelamiento del ex gobernador Rodrigo Medina, varios más andan acalambrados en el Poder Judicial, pero también en la Subprocuraduría Anticorrupción, que encabeza Ernesto Canales.

Y no es para menos, porque el abogado defensor del ex mandatario, Alonso Aguilar Zínser, tomó esa medida cautelar no solo como una violación a la Ley de Amparo, sino como una afrenta personal, al advertirle al juzgador que esa decisión podría costarle 15 años de cárcel.



:Que en el primer círculo del Poder Judicial se rumora que el juez de control anda preocupado porque podría enfrentar cargos por violar un amparo federal, pero también porque, dicen los enterados, recibió órdenes, además de que sabe que Aguilar Zínser lo trae entre ceja y ceja.

Traducido: si el juicio contra Miguel Eufracio Rodríguez prospera, es muy probable que para salvarse revele quién o quiénes le ordenaron el encarcelamiento de Rodrigo Medina.

Dicen que la justicia es ciega, pero parece que también retorcida.

Que dentro del mismo tema, muchos asegunes ha levantado la difusión que algunos medios hicieron de la fotografía en donde aparece Rodrigo Medina con uniforme naranja en el penal del Topo Chico.

Porque desde el jueves por la noche, minutos después de ser liberado, el ex mandatario se refirió molesto a la indebida difusión de esa fotografía y ayer por la mañana, en entrevista con Azucena Uresti en Multimedios Televisión, advirtió que tomaría acciones legales por daño a su imagen.

Dicen que las primeras fotos circularon desde el teléfono móvil del diputado local Samuel García Sepúlveda, muy cercano a Fernando Elizondo.



:Que el secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, trae todas las alarmas prendidas porque ya fallecieron otras 10 personas por influenza en menos de una semana.

Con estos decesos suman 26 las personas que perdieron la batalla contra este padecimiento de octubre a la fecha, lo que deja en entredicho las acciones preventivas.

Hizo falta una campaña más intensiva de vacunación, pero también más oportuna. Muchas vacunas se aplicaron en noviembre y diciembre, cuando de poco o nada sirven.