Trascendió Monterrey

:Que tras una semana de dimes y diretes será hoy a partir de las 13:00 horas que los diputados analicen los cambios al Presupuesto que pidió el gobernador, en donde se reducen los salarios de funcionarios de primer nivel y también regresa el descuento de la tenencia a 50 por ciento (como debió haber quedado desde un inicio).

El asunto es que el mandatario estatal se la pasó toda la semana “sacándoles bronca” a los diputados, llegando incluso a proponer que para ahorrar era mejor reducir el Congreso, lo cual elevó el calor de la discusión.

Lo que parece que no tiene claro Jaime Rodríguez Calderón es que él no tiene facultades para quitar legisladores, sin embargo, ellos sí tienen cómo mandar al diablo su propuesta y hacer con el presupuesto lo que les dé la gana, incluso si llegara a vetarlo. Al final, la última palabra la tendrán los que se sientan en esas 42 curules y a los cuales se las ha pasado cocoreando.



:Que la que aterrizó en blandito fue la ex regidora en Monterrey, Érika Moncayo, pues acaba de recibir la oportunidad de trabajar en el municipio de San Nicolás como directora jurídica de la Dirección de Desarrollo Urbano, dependencia de la que también fue titular en la capital del estado hacia finales de la administración de Margarita Arellanes.  

Moncayo junto con otras ex funcionarias y regidoras forman parte del club de las chicas súper poderosas cercanas a la ex alcaldesa y que cayeron en desgracia junto con ésta, cuando perdió la candidatura a la gubernatura; parece que después de un año ya se andan alivianando.



:Que muy mal se vieron la medianoche de este sábado los elementos de Fuerza Civil que fueron a controlar una riña en la discoteca The City, en San Pedro, porque en realidad se trataba de la expulsión violenta del establecimiento de un numeroso grupo de mujeres.

Todo empezó cuando las estudiantes del Tec comenzaron a ser acosadas por unos muchachos, quienes las habrían “manoseado”, pero en lugar de ser atendidas por los empleados del lugar, las golpearon y las sacaron a la calle.



:Que los elementos llegaron cuando ya eran sacadas y, lo peor, en lugar de defenderlas, intentaron detenerlas. Si con esa rapidez y fiereza hubieran actuado el día que un grupo de vándalos destrozaron los vitrales del Palacio de Gobierno, el patrimonio histórico no se hubiera perdido.