Trascendió Monterrey

:Que la manifestación contra el alza en los impuestos y el gasolinazo programada para este sábado a las 16 horas sigue en pie, al menos en las convocatorias en redes sociales.

La concentración está pactada en la Explanada de los Héroes.

Para evitar circunstancias desafortunadas como la del pasado jueves, los alcaldes metropolitanos están buscando tener una mayor coordinación con las fuerzas policiales del estado y lograr contener posibles saqueos.

 

:Que
donde lograron “poner a raya” la violencia y los problemas gracias a la buena coordinación, fue en el municipio de San Nicolás, donde no se presentaron disturbios o saqueos la noche de jueves.

Es evidente que el trabajo del alcalde Víctor Fuentes Solís y el secretario del Ayuntamiento, Jesús Horacio González, está rindiendo buenos frutos y los malandros ya saben que la política de cero tolerancia en este municipio no es sólo de membrete.

 

:Que
una de las razones por las que el dirigente del Congreso Nacional Ciudadano, Gilberto Lozano, salió despavorido de la protesta del jueves, además de que estaba enojado porque le quitaron el micrófono, es porque muchos de los asistentes le reprocharon la mala organización y que haya permitido que se inmiscuyeran los encapuchados que sembraron el pánico y causaron destrozos.

 

:Que
el presidente del Congreso del Estado, Andrés Cantú, conocido también como el legislador con más faltas en esta Legislatura, recibió como “premio” la compra de un vehículo nuevo de reciente modelo.

Se trata de una camioneta Jeep en la que se traslada a los múltiples eventos a los que asiste como representante del Poder Legislativo, sin embargo, llama la atención que si bien esta adquisición ya tiene un par de meses, decidieron hacer un cambio, y primero le llevaron una unidad de color blanco, y después una gris; le cumplieron el “caprichito”.

 

:Que
esto nos recuerda el escándalo de la compra de 22 vehículos modelo Versa que se utilizarían para las bancadas y que al final se “canceló” por la “grilla”, pero parece que va a revivir con el año nuevo.

Sin embargo, ahora para evitar problemas, se comprarán los carros poco a poco por grupo legislativo, para disimular, y de pasadita también para evitarse el engorroso proceso de la licitación.