Trascendió Monterrey

:Que la opacidad con la que el Gobierno central maneja las negociaciones con el Consejo Estatal del Transporte en torno a un incremento de tarifas provoca un malestar generalizado en la población, ante la posibilidad de sufrir un nuevo golpe al bolsillo.

Si bien hace 8 días el mismo secretario general de Gobierno, Manuel González, puso fecha y hora a la reunión con transportistas, ayer mismo y cerca de la hora señalada, la Agencia Estatal del Transporte circuló en redes sociales un aviso donde decía no estaba pactada ninguna sesión de trabajo y sólo había “reuniones informales”.

 

:Que
hay versiones, por parte de las mismas centrales obreras interesadas, en las que se afirma que se llevó a cabo un acercamiento entre empresarios del transporte y autoridades estatales, pero la comisión de Costos no ha concretado una sesión de trabajo.

El punto es que sí le sacaron la vuelta a las organizaciones de la sociedad civil que se manifestaron afuera del Palacio de Cantera, y ninguna autoridad se acercó para hacer las aclaraciones pertinentes.

En su Facebook, funcionarios y hasta el gobernador hicieron eco de la “aclaración” de la AET, pero es el único medio que han utilizado para “tranquilizar los ánimos”. ¿Sabrán las autoridades estatales que no todas las personas tienen Internet?

 

:Que
los vecinos del Barrio Antiguo se reunirán a mediodía en el Museo de Culturas Populares, para seguir debatiendo cómo es que la única zona histórica del estado se sigue cayendo a pedazos, mientras nadie hace nada para evitarlo. El INAH se lava las manos diciendo que no tiene competencia.

El Gobierno municipal de Monterrey alega pleitos legales y jurídicos, mientras tanto, los nuevos inversionistas de la zona están poco a poco acabando con el único encanto que tiene el espacio: su arquitectura.

 

:Que
apenas este martes, el coordinador de la bancada del PAN en el Congreso, Arturo Salinas, “medio asomó la cabeza” tras más de 15 días de estar escondido, luego de que junto con el resto de los diputados avalara desproporcionados incrementos al impuesto predial en muchos municipios metropolitanos.

Para evitar cuestionamientos, La Manzanita nomás mandó un comunicado y algunas líneas muy severas contra el alza a las tarifas de transporte público, pero obviamente no concedió entrevistas. El miedo no anda en burro.