Trascendió Monterrey

:Que muy mal se ve el Gobierno Estatal: por un lado el secretario general de Gobierno, Manuel González Flores, festeja que bajaron los delitos y por el otro, la Procuraduría de Justicia liberó las cifras correspondientes al mes de mayo que indican todo lo contrario.

Por lo visto González Flores habló a ojo de buen cubero y no con los pelos de la burra en la mano, o sea, con las cifras y datos duros oficiales que cada mes sube a su página electrónica la dependencia que encabeza Roberto Flores.

Tan simple que sería ponerse de acuerdo.

 

:Que pronto sabremos si los maestros de la Sección 50 se dejarán ensillar por el Gobierno Estatal, que los acaba de despojar de su sistema escalafonario.

Ayer el gobernador Jaime Rodríguez remachó: ya no habrá más canonjías y las promociones se otorgarán por la Secretaría de Educación en base a los resultados de los exámenes de evaluación y a lo que marca la ley.

¿Será verdad que tomarán la calle en movilizaciones masivas?, ¿o será que Guadalupe Castillo sólo asusta con el petate del muerto?

 

:Que en tremendo lío se encuentra el coordinador de la bancada del PRI, Marco González, con sus compañeros diputados priistas, quienes no ven lo duro, sino lo tupido.

Además de haber sido denunciado por algunos alcaldes por cobrarles moches a cambio de bajar recursos federales y de ser señalado por recibir dinero de casineros para reformar la ley antitabaco, ahora lo acusan de utilizar recursos del Congreso del Estado para gestorías.

 

:QueMarco González se la pasa regalando sillas de ruedas a título personal y se dice que su fracción ya lo desconoce como jefe de la bancada.

Los legisladores están buscando reunirse en los próximos días con el líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, así como con César Cavazos, el presidente estatal, para suplicarles que pongan un alto a su coordinador.

 

:Que la salida de Marcial Herrera de la Secretaría de Seguridad de San Pedro Garza García no es un problema del que se va, sino de su jefe, Mauricio Fernández.

Dicen los que saben que el alcalde sampetrino perdió el control de los rudos, pero también de los dueños de los antros, quienes se habrían rebelado contra algunas peticiones para que dejaran de contratar seguridad alterna.
¿Será?