Trascendió Monterrey

:Que es curioso que el fiscal anticorrupción, Ernesto Canales, aparezca en los documentos de la compra-venta del parque que está siendo investigado, según el dicho de Manuel González.

Por cierto, es vergonzoso que quien ha demostrado ser un incompetente como secretario general de Gobierno, ahora trate de quedar bien alabando a un medio impreso que lo detesta y no lo querrá nunca.

A falta de buenos oficios como el número dos del Gobierno Estatal, le ha dado por ser oficioso, haciendo labores que no le corresponden y como en la canción de "La muñeca fea", se la pasa por los rincones del Palacio, porque ya nadie le hace caso.


:Que llama la atención que el Gobierno del Estado y el municipio de Guadalupe hayan gastado 200 millones de pesos en obras complementarias para un estadio exento de renta, con el fin de facilitar a FEMSA la construcción del mismo.

Lo peor es que la única obra de infraestructura construida por esa empresa, un gran puente peatonal, fue la peor y además se entregó muy tarde debido a vibraciones que la ponían en riesgo por fallas en los cálculos de resistencia.


:Que el tema de Multibanco Comermex de hace más de tres décadas tiene una profundidad que todavía no se explora.

El intento de fraude por parte del dueño de un periódico y su cuñado, un miembro del Grupo de los 10, es un tema serio.

Aunque haya sido nacionalizada la banca posteriormente, la realidad es que más allá del despido del director del banco, quedaron muchos cabos sueltos.


:Que el alcalde de Guadalupe, Francisco Cienfuegos, entregó la estafeta de presidente de la Asociación Metropolitana de Alcaldes a su homólogo de Apodaca, Óscar Cantú.

El munícipe de Guadalupe quedó muy satisfecho y no por nada el alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, le hizo un reconocimiento por el papel desempeñado a lo largo de más de 100 días al frente de la AMA.


:Que durante la reunión de hoy en el Palacio de Gobierno, superado el dolor de espalda que lo sacó del juego lunes y martes, el gobernador anunciará una reestructura seria en varias áreas de Gobierno.

Dicen que en la Tesorería del Estado vienen cambios importantes con el sello de Fernando Elizondo, más que del titular del Ejecutivo, para evitar nuevas sorpresas como la del colchagate que obligó a renunciar a Rogelio Benavides Pintos.