Trascendió Monterrey

:Que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón pasó este sábado haciendo lo que parece que mejor le sale: campaña.

Estuvo nada menos que en Cedral, San Luis Potosí, en un evento organizado y convocado por la Sección 26 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación.

La asistencia fue voluntaria, con el pequeño detalle de que a los maestros les ofrecieron puntos en su programa de carrera magisterial, a cambio de presentarse a escuchar al Bronco y de paso dejar una pequeña cooperación de mil pesos por persona.

Asistieron más de mil 500 maestros, de manera que la taquilla registró buenas entradas.


:Que en la charla, el mandatario nuevoleonés volvió a mostrar su rabia contra los partidos políticos y afirmó que sus representantes en la entidad no lo dejan gobernar, debido a los intereses que cada uno tenía.

Insistió en que detesta la política, pero se animó a participar por la vía independiente después de los incidentes de seguridad que sufrieron sus hijos.


:Que por un momento y ya en encarrerado, al Bronco se le olvidó quiénes eran sus anfitriones, porque se puso a echar pestes de los sindicatos y afirmó que son corruptos igual que los partidos políticos, pero como que después ya rectificó camino y moderó el discurso.

¿Estará enterado el líder nacional del SNTE, Juan Díaz de la Torre, de lo que hacen sus agremiados?

Capaz que, como en Oaxaca, ya se van a independizar y no le han avisado.


:Que en el panismo de San Pedro Garza García todo parecía indicar que habría una contienda importante, pero anoche se hablaba de una candidatura de unidad con el diputado local Marcelo Martínez.

Se espera que acuda a registrarse para la dirigencia municipal este domingo alrededor de las 11:30, pero hasta anoche no había la certeza de que se iría solo, así que lo más seguro es que no lo dejen salirse con la suya.


:Que los que están muy extrañados son algunos candidatos del Partido Acción Nacional para el Comité Municipal de Guadalupe por lo que están hallando en el padrón porque, o muchos militantes se cambiaron de casa sin avisar, o de plano la lista nominal está muy inflada.

Como ejemplo, en algunos domicilios no han encontrado a las personas y en otros ni siquiera existen viviendas, sino lotes baldíos o incluso espacios comerciales.