Trascendió Monterrey

:Que por los rumbos del Comité Estatal del PAN la cosa está que arde, porque el 6 de noviembre Mauro Guerra Villarreal releva en la dirigencia a José Alfredo Pérez Bernal.

El punto es que, según los rumores, aún no le encuentran un espacio al dirigente saliente, quien suspira por la Oficialía Mayor del Congreso del Estado, pero ahora que el PRI tiene el control administrativo, no están dispuestos a ceder la posición y mucho menos a un ex dirigente opositor.

Por cierto, dicen que con la llegada de Mauro a la dirigencia, panistas de renombre, como el ex gobernador Fernando Canales, podrían dejar el partido.


:Que ayer llamó la atención la ausencia de las autoridades estatales en la inauguración de la Vigésimo Quinta Feria Internacional del Libro de Monterrey. Tradicionalmente el gobernador asistía o enviaba a un representante, pero en esta ocasión no fue nadie.

Vaya, ni siquiera el aún presidente del Conarte, Katzir Meza Medina, se dignó, ni porque el Consejo es invitado especial, ya que este 2015 está cumpliendo dos décadas de su formación.
¿Será el preludio del apoyo que dará este Gobierno al arte y la cultura?


:Que ya pasada la emoción de que Linares recibió el nombramiento de Pueblo Mágico, las críticas comienzan a surgir.

Como ejemplo, el Colegio de Arquitectos señala que la remodelación del Centro Histórico se está haciendo con prisas y sin ninguna estrategia de por medio.

Temen que todo quede en llamarada de petate y se quede a medias, como sucedió con la remodelación y restauración del Barrio Antiguo de Monterrey.


:Que en su boda de anoche con Isa Natalia Castilla, el diputado local panista Hernán Salinas Wolberg convocó a la clase política estatal.

Ahí estaba el dirigente electo del PAN, Mauro Guerra, acompañado del secretario general de Gobierno, Manuel González.


:Que también acudieron el presidente de la mesa directiva del Congreso, el panista Daniel Carrillo; el coordinador de la bancada, José Arturo Salinas; la diputada federal Ximena Tamariz, además del dirigente albiazul de San Pedro, Américo Ferrara.

Por el lado no panista acudieron el delegado de Migración, Luis Islas, así como el magistrado José Manuel Guajardo, entre muchos otros funcionarios. La recepción fue en Marco.