Trascendió Monterrey

:Que la semana por terminar ha sido una de las peores del año para la administración de Margarita Arellanes, ya que primero fueron los empleados municipales quienes armaron multitudinaria protesta ante la falta de medicamentos.

Y ayer un proveedor que cobraba una vieja factura, puso en jaque a la reina, ya que amenazaba con embargar el Palacio por una deuda que el ex alcalde Fernando Larrazabal dejó sin pagar desde 2011.

De plano, la alcaldesa ya no siente lo duro, sino lo tupido, y de seguro reza porque ya se acabe octubre para entregar las llaves del reino y decirles a sus acreedores igual que hizo con ella su antecesor: "El de atrás paga".


:Que el alcalde de Pesquería quiso vender, en el último mes de su gestión, parte del patrimonio inmobiliario municipal, pero todo fue tan intempestivo que a nadie le interesó.

José Gloria dice que los 16 millones de pesos que esperaba recaudar por la subasta de 4.5 hectáreas en Las Aves, estaba desierta hasta ayer por la mañana.

El dinero pensaba destinarlo a gasto corriente: servicio de recolección de basura y pago a otros proveedores.

Igualito que en Monterrey, no van a quedar ni lápices en los cajones de la Tesorería.


:Que el general Tomás Reyes Rodríguez rindió protesta ayer como el nuevo comisario de Fuerza Civil, en sustitución de Felipe de Jesús Gallo.

El general Cuauhtémoc Antúnez, secretario de Seguridad desde el primer minuto del 4 de octubre, sí está colocando a puros militares en los puestos clave de la corporación, incluidas la jefatura y subjefatura de Estado Mayor.

O sea, tiene carta abierta para el control total de la Secretaría, a diferencia de su antecesor, el general Alfredo Flores Gómez, a quien no le permitieron remover a Gallo para poner gente de su confianza.

Pese a que la relación y el trato eran muy ríspidos, ninguno de los dos descuidó el objetivo: cuidar la seguridad.


:Que por cierto, se terminó la administración anterior y no hubo resultados con el robo de las armas que se descubrió hace apenas dos meses.

Además de que sigue prófugo el empleado que sustrajo el armamento y quien está registrado en videos, algunas versiones apuntaban a que diversos mandos medios de Fuerza Civil sabían demasiado del caso, pero estaban protegidos por funcionarios de otras secretarías.