Trascendió Monterrey

:Que durante la visita al Senado hecha ayer por el gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, en donde pidió apoyar a Nuevo León para salvarlo de la quiebra fi nanciera, sólo estuvieron siete de 128 senadores que integran la Cámara Alta.

Ninguno del PRI, por cierto, ya que sólo lo recibieron legisladores del PAN y del PRD, pero entre los panistas ni siquiera estaba el nuevoleonés Raúl Gracia.


:Que por lo visto de poco le sirvió ayer a El Bronco en el Senado hacer alianza con los albiazules el miércoles para impedir la sesión del periodo extraordinario en el Congreso del Estado.

Hasta envió a cabildear a Manuel González para evitar el quórum y que se aprobaran las cuentas del Gobierno Estatal.

O sea, a los panistas les gusta nadar de muertito para que los rescaten quienes les compran sus teatros, pero no regresan la copa.


:Que el diputado electo de Movimiento Ciudadano, Samuel García, trae todas las alarmas prendidas ante el rumor de que podría perder su curul en el Congreso del Estado si los tribunales se inclinan más por salvaguardar la paridad de género, que la equidad de las minorías.

Luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación les diera entrada a los regidores independientes en San Pedro, Santa Catarina y Santiago, a algunos diputados electos les entró la preocupación, pero a algunas y algunos que podrían entrar, les llegó una luz de esperanza.


:Que Samuel García, sin embargo, ante el riesgo moderado de quedar fuera, ya se tiró al suelo en su cuenta de Facebook, en donde pide apoyo para no ser destituido, bajo el argumento de que su diputación no le conviene al sistema corrupto de partidos.

Sus seguidores ya le andan pidiendo apoyo hasta al gobernador electo Jaime Rodríguez a través de sus cuentas en redes sociales.


:Que por el lado de Cumbres también hace aire, ya que los vecinos del quinto sector, hartos de ser ignorados por la autoridad municipal, hicieron su propia clausura de las obras de un centro comercial que se edifica en una zona residencial.

Ahora sí que cuando no le llueve, le llovizna a la administración de Margarita Arellanes, debido a la falta de atención de asuntos que tienen que ver con las necesidades de los ciudadanos.