Trascendió Monterrey

: Que el gobernador electo de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, enfrenta el principio de la verdadera transición, con el dilema de eliminar la tenencia, como lo prometió en campaña, o ponerse en el papel de gobernante responsable que debe cuidar las fuentes de ingresos propios.

El divorcio entre lo ideal y lo posible lo meten en un conflicto, en la dura decisión del ser o no ser: seguir siendo candidato o iniciar la inevitable metamorfosis rumbo al gobernante del mundo real.

Por lo pronto, la rechifla en las redes sociales, tan valoradas por El Bronco, está a todo lo que da.

: Que la CROC de Nuevo León vive un ambiente muy tenso y en las últimas semanas han estado a punto de llegar a los golpes, ya que los grupos antagónicos a la familia Serna buscan apoderarse del edificio de Félix U. Gómez y Espinosa.

El lunes había un emplazamiento para que desalojaran las instalaciones y tuvo que venir de urgencia, en una visita casi secreta, el dirigente nacional, Isaías González Cuevas, para encabezar una reunión con los grupos que se disputan el control de esa central.

: Que una de las cabezas visibles que esperan turno en la CROC es Félix Coronado, uno de los más fuertes desde antes de la muerte de Agustín Serna Servín, a quien siempre le demostró lealtad y respeto.

Pero tras el fallecimiento del patriarca, ese respeto no se traslada por decreto a los herederos sanguíneos, sino al contrario, cada quien busca agrandar su parcela de poder y Félix no es la excepción.

El compromiso con González Cuevas fue sumarse con Alberto Serna de León, por el momento.

: Que un nutrido grupo de ex presidentes del PAN estatal arropan hoy en un desayuno la candidatura de Tere García de Madero a la dirigencia estatal albiazul.

Y no se trata de un grupo menor: Luis Santos de la Garza, Antonio Elosúa Muguerza, Raúl Garza Sloan, Eduardo Arias Aparicio, Fernando Canales Clariond, José Luis Coindreau, Rebeca Clouthier, Sandra Pámanes y Pablo Emilio Madero Morelos.

: Que si bien Tere García de Madero trae apoyo de apellidos fuertes, en estos tiempos la prosapia y el linaje no hacen mella en las alianzas de los grupos de neopanistas que desde hace mucho controlan el PAN de Nuevo León.

A menos que de plano las bases se rebelen y se pongan muy broncas, para estar a la moda.