Trascendió Monterrey

: Que el gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, se reúne esta mañana con el alcalde electo del exmunicipio modelo de San Pedro, Mauricio Fernández Garza.

El encuentro entre El Bronco y El Rudo tendrá lugar en El Gran Pastor de Gonzalitos, como para que se note que no es territorio sampetrino, sino más bien zona franca, por no decir que vacía, ya que nadie sabe en donde está la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes.

: Que seguramente entre los temas que ambos traen en el morral figura el de la seguridad, ahora que el territorio de San Pedro se ha puesto de moda para tirar cadáveres, armar persecuciones y balaceras y hasta perseguir policías para tratar de matarlos.

Y claro, después de los golpes que El Rudo le acomodó a El Bronco durante la campaña, como que llegó el momento de limar asperezas y buscar coordinación.

: Que muy fuertes las declaraciones de Fernando Elizondo, en el sentido de que no habrá presupuesto para inversión estatal en el 2016, algo que dejó helados a más de cuatro.

Primero porque todavía no tiene un cargo oficial en el próximo gobierno y segundo porque, al final del día, se trata de una decisión y un anuncio que corresponde hacerlo al gobernador en funciones.

: Que en otro frente distinto, resulta que diversas organizaciones civiles ya emplazaron al gobernador electo para que cancele de manera definitiva el proyecto de Monterrey VI.

Como que en el fondo, se trata de mensajes de los grupos de poder fáctico que comienzan a dudar de que Jaime Rodríguez haga todo lo que ellos esperan.

Y como que la cuerda ya comenzó a tensarse sobre un escenario de poder del que todos esperan un asiento en el consejo, como si se tratara de una empresa.

: Que mientras el encargado de los asuntos de seguridad y procuración de justicia para la transición, Roberto Flores Treviño, entraba al penal de Cadereyta para el pase de lista de los reos, ahora que están de moda las fugas por un túnel, a los reporteros convocados para cubrir este acto los mandaron pero por un tubo.

Ningún periodista pudo entrar debido a que las políticas de seguridad interna son decisiones del director de cada reclusorio, de manera que la invitación del abogado Flores para la prensa quedó en eso, en mera invitación.