Trascendió Monterrey

: Que mientras la expectativa ciudadana en vísperas de las elecciones del próximo domingo está a todo lo que da, en las casas de campaña de todos los candidatos transcurren ya las 72 horas más tensas, al comenzar a correr este jueves los tres días previos a la jornada de votaciones.

El nerviosismo es evidente entre todos los equipos que ya trabajan sin descanso para la operación electoral del domingo, que consiste principalmente en cuidar las casillas mediante los representantes de partido.

Las casas de campaña se convierten literalmente en cuarteles de guerra y conforme transcurren las horas, la tensión crece. Es el escenario natural de cada tres años. Es el tambor que llama a votar en el ejercicio de la democracia.

: Que en el Consejo Cívico decidieron darle fast track al cambio de presidente de ese organismo, en donde sacaron a Fernando Maiz Garza por la puerta de la cocina: mediante un boletín y sin despedirse.

Desde ayer despacha en ese organismo como nuevo presidente Jorge Lozano Morales, luego de la presión que comenzaba a sentirse, tras revelarse que Maiz Garza fue el constructor del nuevo edificio de la Agencia Estatal de Investigaciones mediante una asociación público privada que elevó mucho su costo.

Es claro que a nadie le gusta darse un tiro en el pie cuando de criticar se trata.

: Que donde saltan chispas y centellas, pero no de alegría, sino de alarma y preocupación, es en el Comité Directivo Estatal del PAN, pues hasta anoche se encontraban enemistados Víctor Fuentes, candidato a la alcaldía de San Nicolás, con su jefe político, Zeferino Salgado.

El único canal de comunicación entre ellos es Alan Campos y si faltaran problemas al cinco para las 12, también hay otro infiernito, porque en otro ring se encuentra Baltazar Martínez, candidato a diputado federal por la vía plurinominal.

: Que como si el líder estatal del PAN, José Alfredo Pérez Bernal, no tuviera problemas con la elección del domingo encima, Balta rompió relación con su pastor, el senador Raúl Gracia, quien lo descubrió traicionándolo con el mismo Chefo Salgado.

Dicen que Balta ya hasta usa las clásicas gorras tipo militar que acostumbra Chefo para jugar gotcha.

Con esos compañeros de partido, el candidato a la gubernatura no necesita adversarios afuera.