Trascendió Monterrey

:Que las mujeres siguen pegándole a Jaime Rodríguez esta semana, ya que Elvira Orta, empresaria de García muy representativa entre las iglesias evangelistas, renegó de El Bronco por volverse masón.

Resulta que el candidato independiente se dejó bautizar y anduvo haciendo campaña entre los evangélicos de 44 municipios de Nuevo León.

Pero luego entró a la Logia Masónica y doña Elvira lo mandó al diablo por falso.

¿Dirá mentiras o no El Bronco? Porque en una llamada, al parecer con Esteban Tello, dirigente de Encuentro Social en Nuevo León, dice que la alianza con Fernando Elizondo es puro show.


:Que siguiendo con las mujeres, la ex esposa de El Bronco, Silvia González, rompió de nuevo el silencio al declarar que no sabe de dónde sacó su ex marido tanto dinero, ya que cuando se divorciaron, él estaba quebrado.

Y para reforzar a Elvira Orta, Silvia dice que Jaime tiene la costumbre de mentir y teme que si gana, encabece un gobierno de puras mentiras, por lo que llamó a tener cuidado a la hora de decidir el voto.

Esa y otras revelaciones fuertes de Silvia González se vieron en una entrevista concedida al periodista Jorge Ramos, de Univisión.


:Que con la promesa de Ivonne Álvarez de construir un hospital en Juárez al cerrar campaña en ese municipio, Heriberto Treviño Cantú ya trae en la bolsa la alcaldía.

El corredor Guadalupe-Juárez, tradicionalmente en manos del PRI, se vio interrumpido con el triunfo del PAN en 2012, pero por lo visto ya está puesta la mesa para que la tierra de los tamales sea de nuevo tricolor.

Los actos masivos de ayer en Juárez y en Guadalupe sorprendieron gratamente a Ivonne, quien felicitó a Heriberto Treviño y a Francisco Cienfuegos, candidatos a Juárez y Guadalupe, por la movilización de miles de personas en ambos cierres de campaña.


:Que el ex dirigente magisterial Alfonso González Ruiz promueve ante quienes quieran escucharlo el voto contra Ivonne Álvarez, intentando repartir sufragios para todos los candidatos, menos para la abanderada aliancista.

González Ruiz ya fue diputado local y federal por el PRI, pero decide olvidarlo para promover con sus pláticas a diferentes partidos políticos, buscando quedar bien con todos los colores... menos con los que le han dado tanto.