Trascendió Monterrey

: Que hoy por la tarde tendrá lugar el último debate de candidatos a la gubernatura y esta vez la sede será la U-ERRE.

Se esperan ocho de los nueve abanderados, ya que Luis Farías, de Cruzada Ciudadana, alega que nunca fue invitado, por lo que los organizadores tampoco recibieron su confirmación.

El formato de hoy permitirá interrupciones abruptas mediante un timbre para contestar alusiones personales, lo que evitará la monotonía.

: Que andaba confundida la candidata independiente para San Pedro, Lorenia Canavati, al decir que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le había autorizado gastar el mismo presupuesto que a los candidatos con partido: o sea, un millón de pesos de aportaciones privadas.

Por el contrario, la sentencia le aclara que el INE no ha tipificado los montos específicos de gastos, por lo que no hay materia para su reclamo, según lo confirmó Marco Antonio Zavala Arredondo, presidente de la Sala Monterrey del Trife.

: Que en descargo de Lorenia Canavati hay que señalar el desorden y la desorganización en los organismos electorales.

Además de resoluciones lentas en los asuntos relacionados con presupuestos y demandas legales, los tribunales del ramo emiten sentencias confusas.

Por si fuera poco, la Comisión Estatal Electoral ya no fiscaliza presupuestos de campañas, sólo lo hace el INE, como resultado de la centralización.

: Que Ximena Tamariz, candidata del PAN al distrito 1 federal, presentará una solicitud de punto de acuerdo para llevar al Congreso Federal, vía el Congreso del Estado, una reforma a la Ley de Educación y a la Ley Federal de Infraestructura Física Educativa, a fin de reducir la obesidad infantil.

Por ello acude hoy a las 11:45 en la Torre Legislativa acompañada de los aspirantes a alcaldes por San Pedro y Santa Catarina, Mauricio Fernández y Héctor Castillo, y por candidatos a diputados locales.

: Que la contienda por la diputación local  por el distrito 8 está plagada de contrastes: por un lado se ve al panista Marcos Mendoza como un candidato con propuestas claras para el electorado y mucho trabajo de campo.

Por el otro, se ve a Juan Carlos Olguín, del Partido Verde, como un aspirante improvisado y gris que creyó que los cineminutos lo llevarían a tener un final feliz, digno de Hollywood.