Trascendió Monterrey

:Que la estructura del PRI mostró ayer su unidad en torno a Ivonne Álvarez, al cerrar filas de cara a la jornada electoral del 7 de junio en el acto político de integración partidista de ayer por la mañana.

El masivo celebrado en el Espacio Fundidora se decidió a partir de que la candidata a la gubernatura pintó su raya el jueves con el Gobierno Estatal.

Ni Eduardo Bailey, el dirigente estatal tricolor, ni la candidata, quienes fueron los únicos oradores, nombraron al primer priista de la entidad.

Al acto asistió la clase política, desde ex dirigentes, hasta candidatos a los cargos de elección popular para arropar a la abanderada a la gubernatura y a las alcaldías metropolitanas.


:Que en el marco del día contra la discriminación de las minorías sexuales, cuatro candidatos varones a la gubernatura dieron sus puntos de vista.

El más tolerante con los matrimonios del mismo sexo fue el abanderado del PRD, Humberto González Sesma, mientras que en el otro lado del espectro, el abanderado del PAN, Felipe de Jesús Cantú, está completamente en desacuerdo.

Predecibles y sin cambios, a estas alturas del siglo XXI.


:Que los políticos en campaña esperaban ayer colgarse de un eventual triunfo de los Tigres, pero con la derrota frente al Santos, la escuadra felina quedó a deber a los aficionados.

Será para la otra, pero el punto es que las celebraciones para convertir un triunfo deportivo en festejos políticos se fue por la borda, pese a que los promotores con propaganda de los candidatos se dieron cita, como ya es costumbre, en las inmediaciones de El Volcán.

Con la derrota, hasta las banderas de los aspirantes en campaña acabaron al revés, o sea, por los suelos…


:Que el candidato independiente Jaime Rodríguez celebró este sábado un encuentro con maestros en su comité de campaña de La Purísima, luego de que el pasado viernes los profesores festejaron su día.

Bien por el detalle de reconocimiento al magisterio, pero mal por la pésima educación de algunos de los asistentes al encuentro, ya que varios de ellos estacionaron sus vehículos arriba de la plaza de La Purísima, muy cerca de la iglesia del mismo nombre.

Se nota la nula educación vial de quienes hicieron esto. Ojalá y no hayan sido profesores…