Trascendió Monterrey

: Que los candidatos a la alcaldía de Monterrey de la Alianza por tu Seguridad, Adrián de la Garza, y del PAN, Iván Garza, son los primeros en abrir el debate frontal sobre un tema que preocupa a todos los ciudadanos: el de la seguridad pública.

Mientras hacía una campaña de pegotes frente a las oficinas de la Procuraduría de Justicia, el panista abrió fuego directo alegando que su adversario presentó malas cuentas cuando estuvo al frente de esa dependencia.

El ex procurador alegó guerra sucia. ¿Habrá denuncia o seguirá el debate?

: Que en contraste, Mauricio Fernández no suda calenturas ajenas, ya que al ser cuestionado sobre la detención de Omar Treviño Morales, el Z42, en el municipio que pretende gobernar, contestó con desparpajo.

El candidato del PAN a la alcaldía de San Pedro dijo que no tiene duda de que viven ahí muchos familiares de gente del crimen organizado, porque es el municipio más seguro y eso atrae a los buenos, pero también a los malos.

: Que Mauricio remató con una sentencia: que seguro los hijos de los jefes del crimen organizado conviven en los colegios con los hijos de los sampetrinos. Vaya consuelo.

Por lo visto no funcionó el blindaje en el ex municipio modelo de San Pedro. A menos que sólo dejen entrar a los capos que arriban en helicópteros de lujo.

: Que en el Instituto Nacional Electoral parecen ir tarde con el reclutamiento de funcionarios de casilla: les quedan menos de 90 días para capacitarlos en la operación de los más de seis mil centros de votación para los procesos local y federal.

Es el lado flaco de centralizar las elecciones, al sacar del juego a las comisiones electorales de los estados.

En el caso de Nuevo León, si algo tenía muy bien ensayado la CEE era precisamente el reclutamiento y capacitación de funcionarios de casilla cada tres años.

: Que entre algunos panistas circula el rumor de que su candidato a la gubernatura, Felipe de Jesús Cantú, tiene un asesor priista en materia de Desarrollo Urbano.

Con tantos militantes resentidos en el tricolor que siguen sintiéndose excluidos en el presente y el futuro político de su partido, no es descabellado que esto sea cierto.

En todo caso deberían preocuparse, pero en el equipo de Ivonne Álvarez.