Trascendió Monterrey

: Que el delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en Nuevo León, Félix González Canto, amanece hoy empacando sus bártulos para dejarle el espacio a su relevo, un cambio previsto desde el arranque de campaña de Ivonne Álvarez.

Lo interesante no es quién se va, sino quién llega mañana: nada menos que Enrique Jackson, actual secretario técnico del Consejo Político

Nacional del tricolor, presidenciable en 2005 y senador de 2000 a 2006, en donde coordinó la bancada los seis años.

Jackson es un priista de colmillo muy retorcido y viene a lo suyo: a hacer política.

: Que ahora resulta que nadie estaba enterado de la presencia de Omar Treviño Morales en San Pedro, pese a que el capo de la delincuencia organizada tenía propiedades y vehículos ostentosos.

El colmo son los tres helicópteros que se supone utilizaba, si bien la pregunta obligada es quién autorizaba los despegues y llevaba las bitácoras de origen y destino de dichas aeronaves, además de que nadie lo veía volar.

O tenía un manto de protección divina, o de plano los vehículos terrestres y aéreos del Z42 eran invisibles.

: Que muy preocupado anda el candidato del PAN a la alcaldía de San Nicolás, Víctor Fuentes, ya que nada más no remonta en las preferencias de los electores, porque la mayoría ni siquiera lo conoce.

Por si fuera poco, el candidato de la Alianza por tu Seguridad para San Nicolás, se llama igual que el panista: Víctor Guerrero, lo que se presta a confusión en las encuestas de preferencias y no descarten que ocurra lo mismo en las boletas el 7 de junio.

Vaya que no la tiene fácil el abanderado del PAN, pese a los esfuerzos del alcalde Pedro Salgado por hacer un papel decoroso.

: Que el ex secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, extraña el ajetreo y el estrés, porque ayer se apareció por el Palacio de Gobierno.

Sólo fue a despedirse del encargado del despacho, Felipe González Alanís, del subsecretario Raymundo Rodríguez Diego y de todos los directores de área, quienes le reconocieron el manejo político y de seguridad mientras estuvo al frente de la dependencia.

Al despedirse les agradeció su apoyo y les pidió no aflojar el paso ya que, gracias a su entrega, él pudo sacar el trabajo en esa secretaría.