Trascendió Monterrey

: Que mientras la precandidata a la gubernatura Margarita Arellanes asegura que en Nuevo León existe un solo PAN compuesto por 25 mil militantes, sin tribus ni divisiones, hay más novedades.

Por lo pronto, en el último video subido anoche a sus cuentas de redes sociales, Arellanes habla de que otros alcaldes no respetaron ni a los muertos y le recetaron al PAN su peor derrota en Monterrey.

El aludido, Felipe de Jesús Cantú, desayuna hoy con diputados locales para seguir tejiendo alianzas, mientras el dirigente nacional Gustavo Madero llega el viernes para apagar infiernitos y lanzarle una red de protección a Arellanes.

: Que por el lado del PRI observan sin mucha preocupación aparente el cisma que se ve venir en el PAN y que podría reconfigurar el escenario político rumbo a la campaña oficial que iniciará el 6 de marzo.

Incluso, la precandidata única a la gubernatura por el tricolor, Ivonne Álvarez, ya declaró ayer que gane quien ganare en el proceso interno panista del próximo domingo, está lista para enfrentar en la campaña al o la candidata definitiva.

: Que en el reportaje del periódico The New York Times que revela las propiedades que posee en Nueva York el ex gobernador de Oaxaca, José Murat, aparece un nuevoleonés como su vecino de departamento.

De acuerdo a las indagatorias del rotativo estadounidense, se trata de un hijo del ex alcalde de San Pedro, Fernando Margáin Berlanga. Vaya coincidencia.

: Que el nuevoleonés Mario Emilio Gutiérrez Caballero se acaba de caer para arriba ya que su jefe, el secretario de Economía Ildefonso Guajardo Villarreal, lo nombró titular de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer).

El cargo estaba acéfalo desde la semana pasada, luego de que Virgilio Andrade renunció para ocupar la Secretaría de la Función Pública invitado por el presidente Enrique Peña Nieto.

: Que Gutiérrez Caballero venía ocupando el cargo de director general de Vinculación Política en la Secretaría de Economía, posición desde la cual desempeñaba funciones de enlace con el Poder Legislativo.

El nombramiento deja entrever que Ildefonso Guajardo pesa en el Gabinete federal, al nombrar a un paisano al frente de la Cofemer, con las consiguientes ventajas para el estado.