Trascendió Monterrey

: QueAldo Fasci les aventó ayer el arpa en el PRI de Monterrey con una dura carta de renuncia que le entregó al dirigente estatal, Eduardo Bailey, con quien sostuvo una discusión muy agria.

El meollo del asunto estaría en que, tras el reparto de posiciones, Fasci se habría quedado sin Juan y sin las gallinas, pues ya se veía como el candidato para Monterrey y se enteró de que tampoco será tomado en cuenta para ningún cargo.

Quienes vieron la misiva, afirman que está dura por los nombres que ahí vienen.

: Que mientras Ivonne Álvarez dio ayer un paso en falso que por poco la manda hasta el suelo en la tamaliza que encabezó en Juárez, su suplente, Mayela QuirogaLa Machaquita, dará hoy un paso al frente en el Senado de la República para asumir como senadora.

Por cierto, el que se vio muy oportuno para evitar que Ivonne tocara el piso fue el jefe de Logística del gobernador Rodrigo Medina, Humberto Villarreal, ya que logró tomarla del brazo y sostenerla sin problema.

Ese pequeño detalle le da puntos a Beto Villarreal para amarrar su futuro en caso de que el PRI retenga la gubernatura, ya que el funcionario pidió licencia en su cargo.

: Que por el lado de los precandidatos panistas a la gubernatura, se nota que Felipe Cantú ya tocó la delgada línea roja en su precampaña para tratar de remontar la ventaja que le lleva Margarita Arellanes.

Felipe está haciendo comparativos muy duros sobre las administraciones municipales de Monterrey, en donde él se pone como mejor alcalde.

Algunos panistas afirman que el Comité Directivo Estatal que encabeza José Alfredo Pérez Bernal, debería llamar al orden a los contendientes.

: Que de acuerdo a las previsiones del secretario de Obras Públicas, Luis Marroquín, la Línea 3 del Metro debe estar terminada y en pruebas de operación para el próximo mes de agosto, si no es que antes.

El funcionario estatal tiene muchos motivos para tener prisa en el avance y terminación de una de las obras insignia del sexenio de Rodrigo Medina.

El primero es que son tiempos electorales y estas obras son un buen termómetro para el votante potencial.

El segundo es que van a contrarreloj para el cierre del sexenio y la idea es que la Línea 3 esté en plena operación antes del 4 de octubre. Vaya que es un buen reto.