Trascendió Monterrey

: Que concluyó esta tarde en el PRI el registro de los aspirantes a diputados federales por los seis distritos fáciles y lo que sigue es esperar al domingo para la ronda de precandidatos a alcaldes y diputaciones locales.

La precandidata con más fogueo en el Congreso de la Unión, ya que va por su tercera diputación federal, es María deJesús Aguirre, con la salvedad de que era tal vez la menos entusiasmada porque, otra vez igual que en 2012, la pasaron a la catafixia y le cambiaron la candidatura de Guadalupe por una diputación federal.

: Que la novatada la hizo Federico Vargas, quien al llegar a inscribirse para su primer cargo de elección popular, no encontraba sus documentos.

Un asistente los había olvidado ahí cerca, en la oficina del dirigente estatal, Eduardo Bailey.

: Que para San Pedro, el PRI postulará nada menos que a Bernardo Bichara, el segundo secretario del Ayuntamiento de Ugo Ruiz.
Será Bichara quien enfrentará a quien resulte el candidato del PAN, de entre Alberto Coronado, Álvaro Suárez y Mauricio Fernández.

Tal vez tendrá en contra el no poder tirotear a la administración de Ugo Ruiz en la que trabajó, pero de ahí en fuera, será una cara nueva y sin problemas de oscuro pasado, como hay muchos casos.

: Que para Santa Catarina, la mesa está puesta para que, ahora sí, Héctor Morales sea el abanderado del PRI, luego de que en el proceso interno de hace tres años, IrmaAdriana Garza le hizo madruguete al secretario del Trabajo.

Lo divertido del asunto es que no se necesita ser adivino para ver que hay un Héctor en el futuro de Santa Catarina.

Como ya lo hemos anticipado, lo más probable es que sea Héctor Castillo el abanderado del PAN, aunque tiene que sortear aún la elección interna.

Pero con un adversario como Dionisio Herrera Duque, con una precampaña más de golpeteo que de propuesta, es fácil prever el resultado.

: Que en donde siguen las dudas es en San Nicolás, donde el precandidato panista Víctor Fuentes aún desconoce quién podría ser su adversario por el lado del PRI.

Por lo visto no hubo ni habrá acuerdo con Beto Zapata y aunque se habla de un caballo negro, no pierdan de vista a Víctor David Guerrero