Trascendió Monterrey

:Que aunque se había dicho que no sería sino hasta la segunda quincena de enero que el PRI daría señales de vida, sorpresivamente ayer salieron el presidente estatal, Eduardo Bailey Elizondo, y el presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos, Jorge Mario Lescieur, a anunciar convocatorias y registros para definir candidatos.

Cuentan que parte del por qué siempre sí se animaron a hacer el anuncio desde ahora fue porque hubo gente tanto en el Comité Estatal como en el Nacional a la que no le causó gracia que el diputado Héctor Gutiérrez los balconeara la semana pasada, cuando dijo que no habría nada sino hasta la segunda quincena de enero.

Entonces, cuentan que quienes presionaron para adelantar las cosas fueron algunos interesados en que Gutiérrez no quedara con la imagen de ser el priista mejor informado del estado…


:Que
en tanto, en los pasillos priistas se dice que Rodrigo Medina y sus huestes aprovecharon la semana de Navidad y Año Nuevo para negociar en Los Pinos y en el Comité Ejecutivo Nacional tricolor la definición del candidato del PRI a la gubernatura de Nuevo León.

Si bien Bailey Elizondo insistió ayer en que “no habrá dados cargados” para ningún aspirante, dicen que sea cual sea la decisión que se tome, Rodrigo ya amarró el derecho a palomear o al menos vetar alternativas que le resulten incómodas, ¿será?


:Que mientras tanto, en la casa de enfrente se consumó lo que anticipábamos ayer, y la contienda interna para la candidatura del PAN a la gubernatura será entre dos personas: Margarita Arellanes y Felipe de Jesús Cantú.

Claro que Fernando Margáin anunció su intención de pelear su participación en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, vulgo Trife, aunque al parecer las posibilidades no van muy a su favor.


:Que en lo que respecta a los municipios, las cartas principales van como se esperaba: Víctor Fuentes sin quién le haga sombra hacia San Nicolás; San Pedro lo pelearán Mauricio Fernández, Alberto Coronado y Álvaro Suárez; mientras que los panistas de Monterrey deberán elegir a su candidato a alcalde entre Iván Garza y Adalberto Madero, o sea, un militante al que prácticamente nadie conoce y uno al que el respetable le conoce demasiado.

Ustedes digan quién es quién…