Trascendió Monterrey

: Que a quien se le atoraron las uvas antes de hacer el brindis de Año Nuevo fue al diputado federal Alfonso Robledo Leal, suspirante panista por la alcaldía de Guadalupe, al enterarse de que la Comisión Estatal Electoral le había ordenado retirar los panorámicos con los que se promueve para el cargo desde hace varios meses, aunque dicen que para estas alturas lo que menos le apura son los anuncios en sí mismos.

El asunto radica en que el organismo electoral coloca una mancha en el expediente de Robledo al dejar evidencia legal que promoción adelantada, lo cual en un mundo ideal podría darle elementos a la Comisión para negarle el registro como candidato, al menos según lo que dice la nueva Ley Electoral.

: Que mientras tanto, el tema levantó las alertas en el resto de los equipos de aspirantes panistas que ya andan con mucha calentura previo al inicio de las precampañas, pues lo vieron como un mensaje de los organismos electorales para dejar en claro que están dispuestos a utilizar las atribuciones que la ley les concede.

Lo cierto es que es el segundo movimiento del organismo, luego de las multas que impuso a Margarita Arellanes hace algunas semanas tras una denuncia del PRI.

Ahora veremos en qué termina este caso, que si sube de tono le puede costar la candidatura a Robledo, con todo y que ya trae en la bolsa el dedazo de la dirigencia nacional, según esto…

: Que por cierto, quien vino a ponerle picante al recalentado fue Fernando Margáin, ex alcalde de San Pedro y aspirante a la candidatura del PAN a la gubernatura, quien luego de haber denunciado un proceso inequitativo en la contienda, ahora denunció un interés abierto de dejarlo fuera.

Parece que eso del fuego amigo nada más no se les pasa a los panistas…

: Que durante la noche del 31 de diciembre fue común ver automovilistas con sus vehículos dañados debido a que cayeron en algún bache oculto por los charcos que dejó la llovizna helada de fin de año.

No es que nos pongamos de fijados, pero es un tema que durante este trienio ha sacado canas verdes a muchos ciudadanos, para quedarse luego con las respectivas promesas de los alcaldes de todos los municipios de que ahora sí parcharán bien las calles… ajá.