Trascendió Monterrey

: Que arrancamos el 2015 y la designación del candidato del PRI a la gubernatura es ahora el paso político que sigue, luego de que el PAN ya hizo la mitad de su tarea con el registro de precandidatos.

Si bien lo que viene para los albiazules son las precampañas y selección de abanderada o abanderado a la gubernatura mediante convención, todos sabemos para dónde están cargados los dados, o sea, como ya lo dijo José Luis Coindreau, mejor conocido como El Coco, la mesa está puesta para que Margarita Arellanes sea la candidata.

: Que sin embargo, las verdaderas vacaciones para panistas y priistas inician con el año y acabarán por lo menos hasta el 10 de enero, cuando arranquen oficialmente las precampañas y suba de nuevo la efervescencia.

Nadie va a querer arriesgarse a hacer proselitismo de nuevo, luego de las sanciones emitidas por los organismos electorales.

Y si suman esto al anuncio que hizo el PRI de que hasta después del 15 de enero sería el lanzamiento de la convocatoria, se avecinan 10 días de calma, sin grilla en la agenda pública, antes de que se venga el picor previo a la definición de candidatos, las campañas y luego la elección de junio próximo.

: Que muy pronto comenzará también, igual que en el municipio de Monterrey, a desgranarse la mazorca en el Congreso del Estado, en donde por lo menos 20 de sus integrantes tendrán que dejar de cobrar sus quincenas para poder dedicarse de lleno a sus campañas políticas.

Algunos van para alcaldes y otros para diputados federales, pero de que van de chapulines, es un hecho, por lo que el último periodo legislativo será bastante interesante, ya que los suplentes serán quienes ocupen gran parte de las curules.

: Que cuando esto suceda, el equilibrio de fuerzas que hoy le favorece ligeramente al PRI, volverá de nuevo al PAN, por si estaban con la duda.
Claro que del lado del Ejecutivo no hay mucho apuro en ese sentido, porque la mayoría de las iniciativas importantes ya transitaron por el Pleno.

Si acaso quedarán pendientes las cuentas públicas del gobierno central correspondientes al año que acaba de concluir, pero de ahí en fuera, no hay muchos asuntos peligrosos por votarse… ¡Feliz Año Nuevo!