Trascendió Monterrey

: Que el PAN liberó anoche dos convocatorias: la primera es para inscribir precandidatos a gobernador, y es precisamente la que esperaba Margarita Arellanes para citar hoy a su Cabildo para la sesión extraordinaria de mañana, en la que anunciará su salida.

Las fechas de inscripción serán del 26 al 30 de diciembre, y entre los requisitos para los aspirantes figuran estar separados de cualquier cargo público y presentar firmas del 10 por ciento del padrón estatal, algo así como dos mil 500 de los 25 mil militantes registrados en el albiazul y la elección interna sería entre el 13 y 15 de febrero.

: Que si bien hay posiciones ya muy cantadas, como la de Margarita Arellanes para la gubernatura, o Mauricio Fernández y Víctor Fuentes para San Pedro y San Nicolás, fuera de esto, son más las incógnitas que las certezas.

Y por el lado del PRI siguen en ascuas con el nombre de quien será su candidata o candidato a la gubernatura, y parece que así seguirán hasta enero, para dar paso luego a resolver otra de las posiciones más codiciadas: la alcaldía de Monterrey…

: Que el encargado del despacho de la Dirección Jurídica de San Pedro, Policarpo Garza, fue dado de baja ayer y en su lugar fue nombrado Juan Luis Cabañez.

El nuevo funcionario tiene toda una trayectoria con alcaldes panistas a quienes les hizo trabajos de tejido fino, entre ellos el extinto Edelmiro Cavazos, de Santiago, así como a Víctor Pérez, de Santa Catarina.

: Que parece que Ugo Ruiz está urgido de algo así, porque se avecina la compra de terrenos para la interconexión de Morones Prieto y Lázaro Cárdenas, así como la recompra de San Pedro Net.

Y de paso, afinar sin ruidos ni problemas la eventual salida del propio Ugo para inscribirse por la candidatura a gobernador.

: Que el Consejo de Agua y Drenaje se inclina por una propuesta para sacar adelante Monterrey VI hecha por uno de sus miembros, Genaro Leal, quien sugiere ejecutar la obra, pero sin una Asociación Público Privada (APP).

La propuesta gira en torno a la necesidad de que el Gobierno Federal sea el que financie una obra muy necesaria, pero que debe costar menos.

A este concepto se adhirió también la Caintra, organismo empresarial que cuenta con un asiento en el consejo de AyD.