Trascendió Monterrey

:Que mañana deberá quedar aprobada la famosa Ley de Deuda en el Congreso Federal, que según presumen, traerá restricciones a la Federación, estados y municipios para la contratación de créditos a corto y largo plazo.

De hecho, una de las novedades es que ahora los estados necesitarán de la aprobación de dos terceras partes de sus congresos para endeudarse.


:Que
con esa exigencia es donde entra la anécdota curiosa, pues uno de los que cacarean esta legislación es el diputado federal priista Héctor Gutiérrez.

Ya se le olvidó que primero en el sexenio de Natividad González Parás y luego en el de Rodrigo Medina defendió la contratación de deudas sin voltear a mirar a los diputados.

O sea que si se le hace la candidatura, se estaría dando un tiro en el pie…


:Que
vaya sorpresas de la plataforma Yo Di un Moche, recién echada a andar por un grupo de asociaciones civiles y privadas, al quedar en evidencia que en el ex municipio modelo de San Pedro sobornan a los agentes de Tránsito.

Antes que criticar a los elementos viales, habría que pensar también en el delito de cohecho, porque tanto peca el que mata la vaca, como el que le detiene la pata.



:Que
habrá quienes piensen que dar un billete a agentes viales es cosa de aficionados; falta que alguien revele que sobornó con miles o millones a un empleado de Hacienda para evadir impuestos.

O que dio un maletín de billetes a algún juez favorito para ganar un caso, como aquellos magistrados a los que acusaba Mauricio Fernández; o a un secretario de Desarrollo Urbano para hacer edificios con más pisos, como esos que florecieron… también con Mauricio.

Porque lo de agentes de Tránsito es algo francamente muy barato, y muy gastado…


:Que
sin importar el dólar de a 15 pesos, los regiomontanos se volcaron materialmente en las tiendas del Valle de Texas y prácticamente hubo saqueo en los negocios.

Y como es temporada alta, los hoteles incrementaron sus tarifas entre un 30 y 40 por ciento y créanlo, hubo lleno completo, frente a una gran demanda.

La Plaza Mall de McAllen, como es costumbre, estaba hasta las banderas y en algunos negocios, las filas para pagar los artículos eran casi interminables.

Entonces, ¿cuál crisis y cuál devaluación?