Trascendió Monterrey

: Que anoche, durante la celebración del Grito de Independencia en la Explanada de los Héroes, el gobernador Rodrigo Medina estuvo muy arropado por los invitados especiales.

El Palacio de Gobierno parecía pasarela de precandidatos a la gubernatura.

Ahí estaba la senadora Ivonne Álvarez y el diputado federal Héctor Gutiérrez de la Garza, los legisladores locales y los secretarios del Gabinete.

La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, llegó acompañada de su esposo, Roberto Garza, y muy corteses y cálidos, saludaron al gobernador y a su esposa, Gretta Salinas de Medina.

: Que más temprano llegaron otros invitados, como el ex gobernador Sócrates Rizzo y el presidente de la Comisión Estatal Electoral, Daniel López.

Afuera, luz y color gracias a la pirotecnia y al ambiente musical y los ciudadanos disfrutaron, a diferencia del año pasado, de un espectáculo musical y de pirotecnia sin lluvia.

La música de Pesado cerró el evento en la Explanada después de la medianoche, mientras dentro de Palacio, ambiente de grilla… y a los invitados especiales les dieron las 10 y las 11 y las 12 y la una…

: Que el desayuno de ayer entre el alcalde de Juárez, Rodolfo Ambriz, y el enviado del Grupo San Nicolás, el diputado federal Víctor Fuentes, no llegó a nada.

La idea del emisario de Zeferino Salgado Almaguer era pedirle una sucesión tersa, luego del compromiso de apoyar a Luis Ángel Benavides para que lo suceda en el cargo.

Por lo visto el encuentro fue ocioso, pues al final no anunciaron nada. Y los rumores dicen que Ambriz está en un dilema, pues le ofrecen más del lado del PRI, y como buen cetemista, no tiene problemas para regresar al redil…

: Que ya sin partido político bajo el cual cobijarse, comienzan las apuestas sobre cuáles serán las siglas que abanderarían a Jaime Rodríguez Calderón para buscar la gubernatura.

Por lo pronto, El Bronco apadrinará este jueves a la segunda generación de profesionistas de la Universidad Emiliano Zapata que dirige Alberto Anaya, del Partido del Trabajo.

Al ex alcalde de García no tarda en caerle el veinte de que no es lo mismo venderse caro a que lo compren barato. Ya sin partido, a ver a cómo le pagan el plato de lengua