Trascendió Monterrey

:Que la visita del director de Pemex, Emilio Lozoya, para supervisar el avance de la limpieza del río San Juan dejó mal sabor de boca entre los ejidatarios afectados en Cadereyta, pues el funcionario federal les dejó claro cuál era la posición oficial de la paraestatal sobre el derrame de los cuatro mil barriles de crudo.

Cuando a Lozoya le preguntaron si habría algún tipo de apoyo para quienes sufrieron afectaciones en sus tierras, ganado o cosechas, la respuesta del funcionario fue que Pemex es un afectado más en el caso, toda vez que hasta donde nos han informado, se trató de una toma clandestina.

Dicho de otro modo no habrá compensaciones para nadie.


:Que en tanto, otros que no la pasaron muy bien fueron los delegados de Profepa y Conagua en Nuevo León, Víctor Cabrera y Óscar Gutiérrez, respectivamente, pues el acuerdo era que esperaran al director de Pemex en un campo de beisbol en Cadereyta, donde Lozoya aterrizaría en helicóptero y de ahí partirían juntos hacia el punto del incidente.

Sin embargo, Lozoya prefirió aterrizar directo en la zona afectada, junto con el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, y el secretario de Desarrollo Sustentable, Fernando Gutiérrez, mientras a los delegados no les quedó más que subirse a toda prisa a sus camionetas luego de esperar bajo el sol al funcionario…


:Que quien parece andar aburrido o falto de pleitos es el jefe de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura, Jorge Domene, pues ahora no se subió a la arena con algún alcalde panista, sino con el mismísimo arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera.

El también vocero de seguridad refutó la petición del prelado de hacer pública la información del caso del río San Juan y de ordenar un peritaje al respecto, pues dijo, hay una demostración de que se están haciendo las cosas bien y no es necesario tomar en cuenta las opiniones del religioso

“Con la Iglesia hemos topado, Sancho”, parece haber dicho el funcionario…


:Que con todo y la expectativa que había al respecto, finalmente se corrió para la próxima semana la resolución del Segundo Juzgado de Distrito en Materia Administrativa sobre si concedía o no la suspensión definitiva a la desarrolladora Trinity, que la salvaría de tumbarle unos cuantos pisos a la torre Tanarah.

Ni modo, a seguir la telenovela unos días más…