Trascendió Monterrey

: Que la abrupta renuncia del tesorero de Monterrey, Rafael Serna Sánchez, ocurrida la tarde de este lunes, tomó por sorpresa a más de cuatro, aunque para otros fue la crónica de una salida anunciada.

La verdad es que, cuando hace dos meses nombraron a Julián Hernández en la posición de director de Recaudación, y quien traía en su currículum haber sido subsecretario de Hacienda, Serna Sánchez comenzó a sospechar que venían por su cabeza.

: Que ante la presión y la incomodidad, Serna Sánchez decidió cortar por lo sano y mejor le presentó su renuncia a la alcaldesa Margarita Arellanes.

Veremos si el cambio es para bien, porque Julián Hernández también trae en su haber dos derrotas al hilo como candidato del PAN a Guadalupe.

Además, falta la aprobación del Cabildo…

: Que ayer hubo mucha competencia de funcionarios por entrar en las escuelas que iniciaron clases.

Por un lado la secretaria de Educación, Juana Aurora Cavazos, se tomó la foto con alumnos que portaban carteles con la frase #regresoaclases, pero con las letras a y c resaltadas. Casualmente, son las iniciales de Aurora Cavazos

: Que por el lado panista, la alcaldesa Margarita Arellanes fue recibida con asamblea y todo en una primaria de Monterrey en donde repartió mochilas.

Y hasta se tomó fotos con los niños y los maestros y luego las subió a Facebook.

En las gráficas también se observan a la jefa de asesores, Sandra Pámanes, y a Elizabeth Rosas, secretaria de Desarrollo Social.

: Que para no quedarse atrás, el alcalde de Santa Catarina, Víctor Pérez, también se coló en escuelas de ese municipio, en donde repartió varios miles de mochilas.

El pretexto de ambos munícipes panistas es apoyar en la economía familiar. Por lo pronto, apoyan la economía, pero de su partido, haciendo precampaña de ocasión

: Que quien se vio derrochador durante sus vacaciones de verano en Cuba fue el líder de la Sección 50 del SNTE, Guadalupe Castillo.

Lo mejor es que el dirigente sindical iba acompañado de su familia. Lo peor es que se llevó a un séquito de guaruras.

Los maestros que lo vieron se preguntaban por qué tiene en el olvido la clínica de la Sección 50 pero sí gasta en guarros. A menos, claro, que los pague de su bolsa…